Mie. 08. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

NUEVO MANDATARIO EN OMAN

NUEVO MANDATARIO EN OMAN

EL CAIRO-EGIPTO  (PrensaMare)  La muerte de Qabús bin Said al Said no tomó por sorpresa a la familia real de Omán (a causa de sus conociso problemas de salud).

Tras el deceso nombró y coronó a Haitham bin Tareq al Said. El nuevo sultán debe dar continudad al fallecido que se caracterizaba (en medio de la tensión de la región) por ser neutral y mediador.

Haitham, nacido el 13 de octubre de 1954, sucede en el trono a Qabús, que reinó desde 1970. La rápida coronación sorprendió a muchos pero con ello se buscó dar una señal de normalidad y estabilidad, a la vez que logró que no pudieran intervenir factors y presiones externas para la designación.

La familia real designó al nuevo sultán antes del funeral, lo que hizo que Omán sólo permaneciera pocas horas sin un gobernante. Así, no se dio margen a dejar al país sin un monarca.

Omán había facilitado las negociaciones para el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias del Grupo 5+1 (compuesto por EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania).

Al asumir…: el sultán Haitham, prometió seguir los pasos de su predecesor y la misma política mediadora, la vía pacífica y mantener relaciones amistosas con todas las naciones. El mandatario tiene 65 años y una carrera política de más de 30 años; fue ministro de Patrimonio y Cultura desde 2002 hasta la actualidad y mano derecha de su difunto primo. Y fue el responsable de la diplomacia omaní durante 8 años.

Qabús había llegado al poder tras derrocar a su padre en un golpe palaciego no sangriento. Éste poseía formación militar, no que no ofrece el actual sucesor. Poco se sabe de él; solo que es un aficionado a los deportes, especialmente el fútbol.

Se graduó en Oxford, ocupó puestos de distinta responsabilidad en el Gobierno y, en los últimos años fue el favorito del difunto sultán. Proviene de la dinastía Al Said, que desde mediados del siglo XVIII está al frente del sultanato.

Se sabía que…: no poseía descendencia, y que había establecido un plan para elegir a su heredero. Dejó dos cartas guardadas en la capital, Mascate, y en su ciudad natal, Salalah (con el nombre de su sucesor). Tales sobres solo debían abrirse después de su muerte.

 Llega al gobierno: con las dificultades económicas derivadas de la alta dependencia del precio del crudo, una elevada tasa de desempleo y el déficit fiscal. Todo lo cual se agrava ante la inestabilidad regional.