Sab. 28. Nov 2020, Santa Fe - Argentina
Política

CÓRDOBA Y LA IN-ACCIÓN ANTE LOS INCENDIOS

CÓRDOBA Y LA IN-ACCIÓN ANTE LOS INCENDIOS

CÓRDOBA-ARGENTINA  (PrensaMare)  Mientras las imágenes del fuego avanzando en suelo cordobés dan la vuelta al mundo, su gobernador sigue sin reaccionar (si es que ello le interesa).

Desde diferentes sectores sociales, como científicos y expertos en medio ambiente cuestionan la falta de políticas de protección y las tareas equivocadas que surgen desde la administración de Juan Schiaretti.

Los máximos históricos de incendios rondan las 100.000 hectáreas. En este 2020, cuando transcurrieron 9 meses ya se está llegando a dicha cifra. Se asiste a una difícil y grave situación climática. Está relacionado a la sequía. Existen sitios cordobeses donde hace más de 4 meses que no llueve.

No llovió antes y tampoco ocurre en septiembre e inicios de octubre. Los arbustos y la vegetación en general están secas. Ante la presencia de mucha biomasa acumulada, los riesgos son mayúsculos. De allí que al producirse una chispa o un incendio intencional, todo se convierte en encontrolable.

Frente a esta realidad, Córdoba (como tantas provincias)  presenta una ausencia total de bomberos expertos en incendios forestales. Nadie pone en cuestionamiento o duda las tareas de bomberos y bomberos voluntarios, pero se necesita una organización y profesionales.

Pero el mayor problema aparece ante la falta de programación, de política y de prevención. Hoy la tecnología ofrece datos de manera contínua para establecer una prevención. Anticiparse y cuidar; lo que no se realiza. Para qué sirve la información satelital, la meteorológica y los monitoreos si después no se traduce en una acción concreta…?

Tampoco se lleva adelante una campaña constante de información, capacitación y contacto con quienes habitan en zonas de riesgos. Ello para que desde la propia familia que habita en el campo lleve adelante tareas preventivas y de cuidados generales.

No existe un sistema de alerta que trabaje a diario, para anteiciparse y dar respuestas inmediatas a incendios de vegetación.

Acaso existe una tarea coordinada de la provincia con los municipios?

El Plan Nacional del Manejo del Fuego no existe como tal. Se trata de acciones de urgencia y desesperación. Puede resultar bien o mal…

Pero no todo termina con el fuego apagado. Ello es apenas una parte. Porque lo correcto y racional es que luego de ello, el Estado lleve adelante políticas de restauración de los ecosistemas. Pero eso tampoco es tenido en cuenta. Parece que a los políticos les alcanza con pensar que la naturaleza por si sola se recuperará.

A la gobernación cordobesa no le interesa prevenir, ni invertir, ni mucho menos pensar en el futuro. Claro que no es una exclusividad del gobernador Juan Schiaretti. Pero lo cierto es que posiblemente no les interese, porque es un tema a largo plazo. Imaginemos que recuperar un bosque puede llevar 30, 40 o 50 años.

La desaparición de bosques afecta los ecosistémicos, la disponibilidad de oxígeno, la regulación hidrológica, a la fertilidad de suelos, el hábitat para la fauna. O sea: la vida misma.

Lo que –al parecer- a más de un político (más allá de sus declaraciones ampulosas), ello le resulta tan secundario, como para no importarle.