Vie. 23. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

AHORA SALVINI MOLESTA “UN POCO MÁS”

AHORA SALVINI MOLESTA “UN POCO MÁS”

El europeísmo rechaza el acercamiento con Rusia...

MILANO-ITALIA  (por Alessio Maturo)  Mientras el político derechista Matteo Salvini se manifiesta en contra de los inmigrantes, los medios poco y nada se inmutan. Apenas muestran esos hechos como “una información”.

Sin embargo, cuando el mismo político habla bien del ruso Vladimir Putin, los mismos medios “informan” y a la vez, aportan “opiniones” contrarias a ello.

Les molesta que puedan existir ciertas coincidencias entre ambos políticos. En la primera quincena de octubre, Salvini estuvo en Moscú. Busco entrevistarse con empresarios y una delegación del ministerio de Exteriores, y a la vez, a reclamar por el fin de las sanciones comerciales que pesan sobre Rusia (desde que Crimea decidió sumarse a ese país, en 2014).

Al llegar a la capital rusa, el italiano aseguró a los periodistas que: "Si los movimientos de los que formo parte ganan, la relación con Rusia cambiará".

Esta conexión rusa con Italia no es ninguna novedad. Ya lo hizo el derechista Premier Silvio Berlusconi con anteriordad. Inclusive pocas semanas atrás, il cavaliere, estuvo en su casa del mar Negro festejando el cumpleaños de Putin.

Salvini con muestra de pragmatismo declaró: "Gracias a las sanciones, Francia y Alemania están aumentando su cuota de mercado. Así que los aliados para eliminar las sanciones son los países mediterráneos. Luego, hay que superar la desconfianza histórica comprensible de los países bálticos y del este como Polonia".

El político del norte italiano es partidario de aprobar un Presupuesto que supere ellímite establecido por la autotidad europea. Pero además, apuesta a romper los embargos comerciales contra Rusia. Estaba en el contrato de Gobierno que firmó con el Movimiento 5 Estrellas. Este embargo le costó a Italia unos 7.000 millones de euros.

Ese bloqueo europeo (impulsado por Washington), ha sido totalmente negativo para las empresas italianas de carne y tejidos (que exportaban a Rusia). De allí que un sector creciente empresarial italiano apoya fuertemente este cambio de rumbo; por ello acompañaron a Salvini a Moscú.

Formó parte de la comitiva (que apenas duró un día), Luca Morsi. El cerebro digital de Salvini conocido por ser el creador de La Bestia (sistema que permite al ministro del Interior viralizar su propaganda en la Red). En esta construcción de nuevas políticas internacionales, se recuerda que en marzo de 2017, Salvini se reunió (cuando no era ministro), con Sergei Zheleznyak, encargado en el Kremlin de las relaciones con los partidos europeos.

Y firmaron un acuerdo que llevó varios meses de negociación secreta. El texto hablaba de “cooperación en materia de seguridad, la defensa de los valores tradicionales y futura cooperación económica entre Italia y Rusia”.

En medio de esta visita, se conoció un análisis del “eurobarómetro”. Del mismo surge que solo el 44% de sus ciudadanos votaría en un hipotético referéndum la opción de permanecer en la Unión Europea (UE). Es el porcentaje más bajo a nivel europeo y el único por debajo del 50%. Los italianos son, directamente, favorables a la salida de la UE (hoy suman el 24%).

Por su parte el 65% de los italianos dice que es favorable al euro (siendo el segundo país con menor apoyo entre los países con la moneda única). El 26% de los ciudadanos se expresa en contra de la divisa (el mismo porcentaje que Grecia). Respecto a la pertenencia a la UE, Italia tiene la tasa más alta de indecisos: el 32% (la media europea favorable a permanecer en la UE es del 66%).