Lun. 09. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

EL ESCÁNDALO EPSTEIN, ARRASTRÓ A ACOSTA

EL ESCÁNDALO EPSTEIN, ARRASTRÓ A ACOSTA

Nuevo hecho vergonzante en Washington...

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (PrensaMare)  Aunque la prensa occidental le sigue brindando una vergonzante protección a Jeffrey Epstein, su nuevo escándalo se cobró a un víctima rumponiana de primer nivel.

Alex Acosta, el Secretario de Trabajo de EEUU, elegido por Donald Trump, debió renunciar. Las presiones políticas fueron demasiado, para quien en el 2008 fue el fiscal que buscó la forma de proteger a Epstein por sus delitos sexuales.

Acosta cumplió un papel fundamental en aquella ocación para sellar un escandaloso acuerdo que le permitió al multimillonario Epstein eludir cargos federales. El mismo fue acusado de pagarle a menores para que le hicieran masajes, felaciones y otros actos de carácter sexual.

El tema volvió al tapete, pues Epstein fue acusado formalmente de tráfico sexual de menores y conspiración.

La caída de Acosta se produjo a menos de 24 horas que él mismo convocara a una rueda de prensa en la que se extendió por 40 minutos para defender su actuar como fiscal del caso; agregando que no abandonaría el puesto.

Sin embargo renunció afirmando: "Sería egoísta permanecer en el puesto y continuar hablando sobre un caso que tiene 12 años" (¿?). Lo sucederá interinamente Patrick Pizzella, actual subsecretario de empleo.

Analizando los movimientos políticos estadounidenses, esta renuncia es un gran triunfo de los demócratas y una dura derrota para Trump. Ello, teniendo en cuenta que al producirse la detención de Epstein, desde el partido opositor al gobierno reclamaban la renuncia de Acosta por haber liderado el vergonzante pacto de hace una década atrás.

Entre 2002 y 2005, el multimillonario Epstein pagó a docenas de menores para que le hicieran masajes que acabaron muchas veces en abuso sexual, según las investigaciones. Pero el entonces fiscal federal de Miami –Acosta-, negoció con los abogados del millonario abusador para que se declararse culpable de haber prostituido a una menor, además de su ingreso al registro de delincuentes sexuales y 13 meses en prisión (en los que podía salir 12 horas al día, 6 días de la semana).

De esa forma, Epstein eludía que se presentaran cargos federales en su contra (corriendo el riesgo de ser condenado a cadena perpetua).

Pero además, se le ha cuestionado a Acosta, que mantuvo el acuerdo en secreto a las víctimas. En el 2019, un juez federal dictaminó que los fiscales de Miami violaron los derechos de las víctimas al no notificarles que el acuerdo incluía que no se presentarían cargos federales.

El auto del gran jurado, en la nueva acusación contra Epstein (66 años), expresa: “Durante muchos años, Jeffrey Epstein explotó sexualmente y abusó de docenas de niñas menores en su casa en Manhattan (Nueva York) y en Palm Beach (Florida), entre otros lugares”. Agregándose que el imputado sabía que eran menores de edad y que la víctima más joven tenía 14 años.

Epstein creó una trampa piramidal en la que las menores le llevaban a su casa a otras jovenes, recompensádolas con una paga extra.

Así como en el 2002 el empresario Donald Trump –que mantenía una amistad con Epstein en Palm Beach, Florida-, lo halagó en una entrevista de la revista New York, calificándolo como "un tipo estupendo… Incluso se dice que le gustan las mujeres hermosas tanto como a mí, y muchas de ellas son más jóvenes”, ahora le saca el cuerpo.

Tanto que dándose vuelta y olvidando aquellos dichos, sostuvo que "no era su admirador" y que nunca visitó su isla en Palm Beach. Lo cual no es verdad, pues existen registros sobre sus visitas al lujoso club privado del neoyorquino en Mar-a-Lago.
Esta salida a las…: apuradas de Acosta, se suma al medio centenar de funcionarios de agencias federales o miembros de la Casa Blanca, que han abandonado el cargo desde que Trump asumió como presidente (en menos de 2 años).

Lo concreto es que...: con esta renuncia del secretario de Trabajo, ya suman 4 las agencias del Gobierno que son dirigidas por secretarios "en funciones" (un interino), en lugar de alguien confirmado por el Senado.

Es así que Trump se ha convertido en el mandatario-récord  en cuanto a rotación dentro de un gabinete y también dentro de la Casa Blanca.