Lun. 14. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

SE “OLVIDARON” DE KHASHOGGI

SE “OLVIDARON” DE KHASHOGGI

La doble moral de occidente...

BARCELONA-ESPAÑA  (por Vindi Roa Ruíz, PrensaMare)  Quién se acuerdo de Yamal Khashoggi en mayo de 2019…? Nadie. Los medios y las cadenas internacionales lo echaron al olvido.

En su momento, el crimen de Khashoggi (o Yamal Ajmad Jashogyi) pareció transformarse en una cuestión mundial. Todas las informaciones y hasta opiniones de dirigentes mundiales (del primer mundo) referían a su muerte y “sorpresa”; exigían justicia y se efectuaban condenas de todo tipo para con Turquía (donde fue secuestrado, torturado y asesinado).

Sin embargo los intereses internacionales y la hipocresió mediática lo “tiró” al olvido. Ya nadie habla de él, ni mucho menos del esclarecimiento de su crimen. Y ni qué hablar de la identificación de los culpables (ideológicos y criminales), ni de sus condenas…

Ello ha llevado a que Hatice Cengiz, la prometida del periodista y colaborador de servicios de inteligencia saudí, Khashoggi, reclamara por la inacción.

Ella presentó a su prometido como una voz que buscaba poder expresarse libremente en EEUU, como no podía hacerlo en Arabia Saudí. Claro que nada habló de las relaciones que mantenía con agentes del espionaje saudita y estadounidenses…

Arribó a EEUU invitada por el Comité de Exteriores de la Cámara Baja. Cengiz reclamó justicia y pidió al Congreso y al Gobierno de EEUU que investiguen lo ocurrido e impongan sanciones a Riad.

Durante una hora y 45 minutos habló abte los legisladores, afirmando: "No puedo entender que el mundo todavía no haya hecho nada al respecto". Agregando: "Estoy pidiendo Justicia y no puedo encontrar las palabras para expresar mis sentimientos al respecto".

La joven nacida en Turquía, vestía de negro, y fue asistida por un intérprete. Recordó que Khashoggi se mudó a Estados Unidos porque había personas en las cárceles en Arabia Saudí que "no podían expresar sus opiniones", y pensaba ser la voz de ellos (¿?).

Sin embargo, en octubre de 2018 fue asesinado en el consulado de su país en Estambul. Había concurrido a recoger unos documentos para casarse con Cengiz. Ingresó al edificio diplomático y no volvió a salir vivo. Por ello la mujer manifestó su lamentó ya que en siete meses "no se haya hecho nada… Y es por eso que estoy aquí hoy".

Pidió al Congreso estadounidense que inice una investigación internacional y presione a Arabia Saudí para que comparta información con el público y EEUU. También pidió la ayuda del presidente estadounidense, Donald Trump, quien –dijo-, la invitó a la Casa Blanca en los días siguientes al asesinato.

"Creo que los intereses internacionales no siempre deben reemplazar los valores", y se mostró esperanzada en que Washington la ayudaría a aclarar la situación. Luego de dicha audiencia, asistió a un homenaje a Khashoggi, en el que participaron integrantes de ambas cámaras.

Khashoggi trabajaba para el diario The Washington Post; tras la denuncia de su desaparición, las autoridades de Arabia Saudí dijeron que él había salido del consulado. Sin embargo, con el paso de los días, y ante la presión internacional y las pruebas en manos de Turquía, los sauditas admitieron que Khashoggi había muerto en sus dependencias. Intentaron instalar que su muerte se produjo porque él inició una pelea. Pero ante las escandalosas pruebas, se determinó que fue un asesinato premeditado.

Cuando Khashoggi llegó al Consulado a realizar el trámite (había sido ‘invitado’ a que fuera a ello), le esperaba una quincena de agentes del espionaje saudita (llegados a Estambul la noche anterior). Ellos los que estaban cuatro miembros del equipo de seguridad del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán. Sobre este personaje han recaído todas las sospechas en cuanto a la organización intelectual del crimen, aunque él lo ha negado).

Quien fuera la novia de la víctima dijo ante los legisladores que "Todavía no sabemos por qué lo mataron. No sabemos dónde está su cadáver".