Vie. 16. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Economía

GABRIELA: UNA CARTERA TODO-TERRENO

GABRIELA: UNA CARTERA TODO-TERRENO

Un escándalo que no parece tener fin, y al que puso se 'granito de arena', la vicepresidenta...

SANTA FE-ARGENTINA  Puede estar tranquilo el presidente Mauricio Macri. Se dispuso cerrar la investigación interna sobre la maniobra en la que la Famiglia Macri buscaba que le condonen la deuda que tienen (con el Correo Argentino) con el Estado.

Están en juego… 70 millones de pesos, y el decreto para darle tranquilidad a Macri lo firmó la… vicepresidenta Gabriela Michetti (¡).

Si, ella asumió su papel de “imparcial” (¿?) para intervenir en temas relacionados con esa empresa. Ocurre que Macri se excusó para evitar “posibles conflictos de intereses”. La Famiglia Macri mantiene participación societaria en empresas controlantes.

Pocas veces en la historia argentina se asiste a un hecho tan previsble y escandaloso. Mediante el decreto se cierra la investigación administrativa impulsada por el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez.

El tema se arrastra desde febrero de 2017 (en la etapa Macri presidente), cuando el gobierno dispuso un “acuerdo” con el Grupo Macri para cancelar la deuda. Un hecho que constituía una verdadera condonación encubierta. Lo que –tras conocerse el caso- se produjo el inicio de una investigación. La PIA puede denunciar y pedir medidas ante la Procuración del Tesoro y también puede accionar en la justicia penal y el fuero federal.

Por ello hizo entrega de sendos informes donde indicaba sospechas que hubo funcionarios del Poder Ejecutivo que negociaban el acuerdo con el Correo Argentino por fuera de tribunales. Y eso habría quedado asentado en los registros de varias reuniones realizadas en la Casa Rosada y en la quinta de Olivos.

Existe una nota firmada por Juan Mocoroa (director de asuntos jurídicos), informando al ministro de Comunicaciones, el radical Oscar Aguad, sobre la “oferta” que haría el Correo y pedía instrucciones.

Tiempo después (en junio de 2017), el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías (designado por Macri tras conocerse el escandaloso hecho), dio por terminado el sumario. Rodríguez apeló la mediada a través de un “recurso jerárquico” en el que advertía que no se hizo una investigación completa de los hechos (¡).

Ahora el país se entera del decreto firmado por Michetti, publicado en el Boletín Oficial (el 16-10-2018) rechazando este último recurso. Así la “imparcial” (¡) vicepresidenta puso punto final a la investigación interna.