Lun. 21. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Economía

LA RECETA MELCONIAN: MÁS HAMBRE, AJUSTE Y MISERA

LA RECETA MELCONIAN: MÁS HAMBRE, AJUSTE Y MISERA

Por el mismo camino...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  El neoliberalismo parece no entender el daño que ha causado, y dede una de las voces más mediáticas de los últimos años, reclaman más brutalidad política para ‘salir adelante’.

Recientemente, en el lujoso hotel Alejandro I, disertó el economista y ex funcionario del gobierno macrista, Carlos Melconian. Lógicamente que tomó distancia de esta gestión en retirada afirmando que: “Esta administración comenzó sus errores de mala praxis el primer día, porque sobre la base de la estrategia política que se planteó, decidió no hacer público lo que iba a hacer para que la gente no se asuste. Y hay una política económica que puso en práctica este gobierno que no acertó”.

Habló –como se esperaba- recomendando recetas de ajuste y recesión. Justificó la quita de subsidios a las empresas de energía; habló de la “pesada herencia”; y le endilgó el déficit fiscal a los jubilados y a los programas sociales. Nada novedoso.

Descalificó a las organizaciones sociales; criticó al gobierno por no hacer un ajuste más duro; y hasta criticó –en parte- el acuerdo con el FMI. Sosteniendo lo que muchos macristas se niegan a reconocer: que el envío de tantos dólares por dicho organismo obedeció a que “fue por el respaldo político que desde los Estados Unidos le dan a Macri”.

Recordando: “Yo advertí en su momento que esto iba a pasar, lo dije como un cuadro técnico que soy, por eso no soy político y por eso me fui”.

Melconian ha caído en desgracia dentro de cierto macrismo con poder. Por ello ninguno se mostró en su charla. Él fue presentado por Guillermo Dietrich, vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio (padre del ministro de Transporte nacional).

Dietrich hizo –es entendible- una presentación defendiendo el ajuste y reclamando aún más, en el mismo tono de lo que hablaría el disertante. Hasta culpó del déficit a los “4 millones de jubilados que no aportaron, cuando además hay muchos de ellos que no la necesitan (a la plata).

Finalmente, y fiel a su pensamiento, sostuvo: “En nuestras empresas estamos preparados para enseñarle a la gente. Sé que esto va a sonar mal, pero en la Argentina el que no trabaja es porque no quiere. El que quiere trabajar, consigue trabajo. Y eso lo tenemos que decir todos los días. Por eso digo que la pobreza tiene salida”.

Un presentado a tono con el evento: soberbio, autosuficiente, con aires de superiodidad, y diciendo torpezas, como esa referida a que el que quiere trabajar, consigue trabajo. Lo más hilarante ha sido el “la pobreza tiene salida”, referenciando a que el que quiere trabajar, sale de la pobreza.

Resulta evidente que este personaje no se ha enterdao que en una economía dolarizada como estableció Mauricio Macri, en diciembre de 2015 el salario mínimo superaba los 550 dólares. Y que con las medidas del gobierno que él defiende, ahora no se llega alos 300 dólares mensuales.

El resto, poco y nada. El neoliberalismo carece de ideas; sus máximos exponentes solo conocen un discurso que repiten y se basa en el ajuste.