Vie. 03. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Mundo

LOS NEGOCIADOS DE EEUU CON EL VENEZOLANO GUAIDÓ

LOS NEGOCIADOS DE EEUU CON EL VENEZOLANO GUAIDÓ

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Se ha conocido que Donald Trump destinó 654 millones de dólares (a través de USAID), en apoyo a Juan Guaidó en su búsqueda de derrocar a Nicolás Maduro. Un gasto injustificado, si se tiene en cuenta que él mandatario aplica constantes ajustes a los presupuestos en su propio país.

EEUU ha invertido desde el 2017, más de 600 millones de dólares en ayudas para derrocar el Gobierno constitucional venezolano.

Esa suma comprende el período 2017 a diciembre de 2019. Washington afirma que este gasto se destinó a las ayudas humanitarias, cuando en verdad se destinaron a acciones desestabilizadoras, golpistas y terroristas.

La desprestigiada Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ha sido usada para estas maniobras. Una entidad que históricamente es conocida por su accionar contra los gobiernos que considera comunistas, socialistas, terroristas o anemigos de EEUU.

Se encarga de la financiación de grupos de la “sociedad civil” y partidos de oposición política para derrocar a los gobiernos con los que EEUU no congenia.

USAID ha aportado 435 millones de estos 654 millones de dólares. Unos 128 millones de este dinero de USAID fueron directamente a los bolsillos de los líderes golpistas, encabezados por Juan Guaidó.

Lo increíble…: está en que en una forma totalmente descarada la propia USAID divulgó recientemente este apoyo, reconociendo que financia y va a continuar financiando a los golpistas venezolanos, organizaciones no gubernamentales (Ong) y medios de comunicación derechistas.

A este despilfarro estadounidense de recursos, Trump le opone un recorte de 4.200 millones de dólares en gastos públicos durante 5 años; para lo cual eliminó los cupones de comida que alimentan a 700.000 estadounidenses pobres (la mayoría de ellos, niños).

Financiar este programa tiene un costo anual de 840 millones de dólares. También ha reducido drásticamente los impuestos para las grandes y ricas corporaciones. Lo que ha beneficiado a los 400 multimillonarios más ricos de EEUU (quer pagan una tasa impositiva más baja que los estadounidenses más pobres).

USAID es en…: verdad una herramienta de la CIA y otras agencias de espionaje, disfrazándola de trabajo humanitario. Inclusive en febrero de 2019, se reveló un plan de USAID para capacitar a “trabajadores humanitarios” como fuerzas de operaciones especiales (que por cierto son apoyo de los operativos militares y de inteligencia de Estados Unidos)

Un mes en que la USAIDcolaboró” con el Pentágono y el Departamento de Estado en un esquema en Cúcuta (Colombia, en la frontera con Venezuela), usando una “festival musical solidario”, para intentar penetrar ilegalmente en Venezuela. Allí estuvo la USAID junto a los militares colombianos, grupos mercanrios, líderes golpistas venezolanos, y “trabajadores humanitarios”, en lo que al final terminó en un escandaloso fracaso político y en el robo de las “ayudas”

Inclusive autoatentaron...: contra mercaderías que –decían- eran para ayudar a los venezolanos, y culparon de ello a Venezuela. Lo que en pocas horas quedó demostrado que había sido una nueva maniobra desestabilizadora y de propaganda internacional contra Venezuela.

Tras este hecho incendiario y criminal, organizaciones humanitarias que se habían sumado honestamente a este evento (como la Cruz Roja Internacional y la ONU), denunciaron públicamente la participación de USAID en esta acción.

En su declaración de diciembre (en un comunicado), USAID afirmó: “No se proporcionan fondos directamente a los miembros elegidos de la Asamblea Nacional (AN), los funcionarios de alto nivel del gobierno interino de Guaidó, los embajadores ni al propio presidente interino”. Pero reconoció que “USAID está proporcionando compensación, costos de viaje y otros gastos para algunos asesores técnicos de la Asamblea Nacional y el gobierno interino de Guaidó a través de fondos de asistencia”.

Así, el golpeado contribuyente estadounidense que sufre recortes, termina costeando con sus impuestos los gastos de los golpistas venezolanos.

En julio de 2019...: el diario estadounidense Los Ángeles Times divulgó un documento clasificado (secreto) del Gobierno de EEUU donde se expresaba que el gobierno usó 42 millones de dólares para financiación de los golpistas. Ese dinero fue sacado del presupuesto del Programa de Asistencia a los Migrantes Centroamericanos.

EEUU destina el dinero para sobornar a quienes quiran traicionar a Maduro; para acciones terroristas; para sabotajes y robos; para saqueos y crímenes; para armamento; para sostener grupos delectivos desclasados que generan violencias; para sopbornar a medios de comunicación; para comprar opiniones… Sin embargo, mucho de ese dinero “se pierde en el camino” (a manos estadounidenses), como para el enriquecimiento de golpistas venezolanos, que gastan en comprar personales, en inmuebles, en viajes y en alojamientos en costosos hoteles.

La situación…: alcanza ribetes tan escandalosos que uno de sus máximos responables –como es Guaidó-, debió salir a reconocer la existencia de la red corruptiva entre las filas de sus compañeros golpistas; algunos de los cuales se encuentran en “exilio” en Colombia.

Pese a este reconocimiento y todo lo que se ha probado, igualmente desde EEUU continúan saliendo dólares para “la causa” golpista. Lo que significa que ello es un gran negocio –también- para muchos estadounidenses.

En septiembre de 2019, el director de USAID, Mark Green, anunció la entrega de otros 52 millones de dólares adicionales en la llamada “asistencia para el desarrollo” del gobierno golpista de Guaidó. Siendo dable reiterar que este “gobierno”… no controla absolutamente nada dentro de Venezuela.