Dom. 21. Jul 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

ESPAÑA A LAS URNAS (Y SIN ILUSIONES)...

ESPAÑA A LAS URNAS (Y SIN ILUSIONES)...

La debilidad oficialista obliga al adelantamiento...

MADRID-ESPAÑA  Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español confirmó que las elecciones generales del país se realizarán el 28 de abril.

Además del anuncio, Sánchez describió a su ejecutivo como de "izquierdas, europeísta, y con la mayor cantidad de mujeres entre los países de la OCDE" (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

Llamativa expresión, cuando defiende ajustes, medidas neoliberales y es funcional a la geopolítica estadounidense; además de integrfan la OTAN, fuerza liderada desde Washington que se caracteriza por ser colonialista e invasora.

Criticó al Partido Popular (PP) y a Ciudadanos (Cs) que contaban con la mayoría en la Mesa del Congreso y le bloquearon los presupuestos. Respecto al planteo independentista catalán, manifestó que su Gobierno apostó a la "moderación y el diálogo", y "la cohesión territorial de España", y no "a la crispación".

Tras su anuncio, el opositor Pablo Casado, afirmó que los españoles tendrán que decidir entre un gobierno que negocia con Quim Torra (president de la Generalitat, y dirigente independentista), y otro que defienda la unidad española. Por su lado Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, pidió a Sánchez que pase a la oposición para evitar otro “gobierno Frankenstein” apoyado por fuerzas independentistas. La diputada de Podemos, Irene Montero, se autocaracterizó como “el voto útil” para evitar el regreso de “los reaccionarios”.

Votarán el 28 de abril, y la idea de los socialistas es el de presentarse como la única garantía para la "reconstrucción del Estado de Bienestar". Ello sin entender que en el mundo no existen posibilidades para ello, ante un neoliberalismo insaciable.

La estrategia del PP será la de aparecer como una alternativa entre los socialistas y la ultraderecha de Vox. Tratando de hacer olvidar a los españoles la gestión lamentable de Mariano Rajoy.

Los fascistas de Vox apuestan a sumar derechistas desencantados (del PP) y a ser garantía de la unidad española.

Por su parte Ciudadanos intentará aparecer como “no tan derechistas”, aunque rechazando las negociaciones con los independentistas de Cataluña.

Los centroizquierdistas de Podemos, deberán buscar una propuesta que los distancie del socialismo gobernante, estrechar filas internamente y mostrarse como una alternativa progresista de la mano de Pablo Iglesias. Él plantea como la gran fuerza a vencer al bloque de la derecha (Ciudadanos, PP y Vox).

A comenzado a correr la cuenta regresiva española, con 2 meses de campaña electoral.