Vie. 20. May 2022, Santa Fe - Argentina
PrensaMare en el mundo

EL PODER MILITARISTA DE EEUU PREMIA A JUANES (Rodolfo O. Gianfelici)

EL PODER MILITARISTA DE EEUU PREMIA A JUANES (Rodolfo O. Gianfelici)

https://suramericapress.com/el-poder-militarista-de-eeuu-premia/

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El poder dominante –en todos los ámbitos- estadounidense no descansa. Inclusive cuando menos se lo espera, premia a quienes son sus mejores ‘alumnos’.

Este es el caso del cantante colombiano Juanes, que recibirá de manos de PeaceTechLab (PTL), el Premio Internacional de la Paz 2022 (el 27-2-2022).

Se trata de una entidad fundada por el Instituto para la Paz de los Estados Unidos. El cantante dijo que “Es un privilegio ser reconocido... Estoy más que honrado y emocionado de estar entre este grupo de líderes apasionados que trabajan para hacer del mundo un lugar más inclusivo y pacífico”.

Esta premiación se agrega a otras anteriores no menos ‘importantes’ (viniendo de quién vienen): la revista Time lo nombró una de las 100 personas más influyentes en 2005; en 2006 fue nombrado Caballero de las Artes y Ciencias en Francia; y en 2019 la Academia Latina de la Grabación lo homenajeó como Persona del Año.

“El futuro del mañana dependerá de la juventud de hoy”, expresó María Esmeralda Paguaga, productora ejecutiva de los Premios. “Es de suma importancia para nosotros reconocer a los líderes que están educando a la próxima generación a que se conviertan en constructores visionarios y empoderados de un mundo que enfatice la paz primero”.

Claro que –al parecer- los premiadores no tuvieron (o si?) en cuenta que Juanes fue un activo participante del cuestionado, fracasado y corrupto evento musical del 22-2-2019 efectuado en la colombiana Cúcuta.

Un publicitado evento político-musical organizado desde Londres y EEUU, donde afirmaban que buscaban recaudar fondos para ayudar “a la libertad de los venezolanos” (en clara muestra del injerencismo).

Se llamó: Venezuela Aid Live (Música por Venezuela: Ayuda y Libertad). Concierto benéfico organizado por Richard Branson en el Puente Internacional Tienditas,​ en Cúcuta (Colombia), donde inclusive pretendieron ingresar (invadir) Venezuela sin permiso alguno.

Para los organizadores asistieron 317.000 personas; el Washington Post habló de menos: 200.000 asistentes. Sin embargo, los medios más respetables oscilaron en una presencia entre 10.000 y 20.000 personas... (muestra clara de la manipulación política del evento).

Entre los otros que tomaron parte del evento difundido mundialmente, se encontraron –entre otros-: el fascistoide y evasor fiscal español Alejandro Sanz, los colombianos Camilo Echeverry, Fonseca, Maluma, Jorge Villamizar; Carlos Baute (Venezuela-España), Chyno (Venezuela), Diego Torres (Argentina), el reaccionario Puma José Luis Rodríguez (Venezuela), el dominicano Juan Luis Guerra, el portorriqueño -feliz de su colonizado país-: Luis Fonsi; el español Miguel Bosé; los mexicanos Maná, y sus compatriotas Reik y Paulina Rubio; el argentino, venezolanizado, radicado en Miami, Ricardo Montaner; y el estadounidense Rudy Mancuso. Enviando su apoyo el venezolano Franco de Vita...

Bosé atacó al mandatario venezolano Nicolás Maduro al que acusó de ‘crímenes de lesa humanidad’ y denunció que era un gobierno “de narcos”. Paulina Rubio se mostró orgullosa de contribuir a “la bella causa” (¿?). Pero sin lugar a dudas el más cínico resulto el argentino Torres, al expresar que «somos artistas unidos sin ninguna bandera política y estamos aquí para ayudar a las personas que lo necesitan. Es importante nunca bajar los brazos»...

Poco tiempo después del evento se conoció que se habían generado hechos de corrupción de parte de los organizadores, empresarios colombianos y hasta del “presidente” designado por Donald Trump: Juan Guaidó.

Para que se comprenda qué significó dicho evento, y para demostrarle al cínico Torres que se trató de una maniobra organizada e instalada por el poder injerencista washingtoniano, además de la amplísima difusión y cobertura en medios escritos e internet del mundo occidental, el festival fue tramitido televisivamente por: MTV Latinoamérica (de ViacomCBS Networks Americas, Miami), Teleamazonas (cadena de Ecuador; controlado por el Grupo Plural TV de Perú, dueño del diario El Comercio), RCN Televisión (controlada por el grupo colombiano OAL, dueño del diario La República y el club Atlético Nacional –dentro de sus 80 empresas controladas-), Caracol Televisión (del colombiano Grupo Valorem, dueño de numerosas empresas en diversas actividades y del club Millonarios), Canal 1 (propiedad del estado colombiano, pero operado por un grupo empresarial privado), Red Más (operado por América Móvil-Claro, cuyo dueño es el mexicano Carlos Slim), Telemicro (canal abierto de República Dominicana, con llegada a México, Puerto Rico, Venezuela, Guatemala, Nicaragua, EEUU y Chile; controlado por Grupo Telemicro), Telecentro (canal abierto dominicano, en manos del Grupo Telemicros, con llegada a EEUU), Telepacífico (canal abierto colombiano estatal, pero en manos privadas), Canal 26 (de Argentina, operado por Grupo Pierri; con penetración en Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Venezuela y Brasil), Cable Noticias (canal de Colombia, en manos del venezolano Anberto Ravell, con llegada a Puerto Rico, Argentina, Uruguay, Perú, Chile, Venezuela, Panamá, Costa Rica, y Dominicana), TeleHit (canal mexicano propiedad de Televisa Networks, con llegada a toda Latinoamérica y EEUU), National Geographic (¡; o NatGeo, estadounidense propiedad de The Walt Disney Company Latin, con presencia en todo el continente americano), VH1 Latino (canal de EEUU en manos de ViacomCBS Networks Americas, con presencia continental), Telemundo (televisora estadounidense, propiedad de Comcast y operado por NBCUniversal), Canal TRO (canal abierto estatal colombiano), y Antena 3 (canal abierto español –madrileño-, con presencia en Andorra, en manos del Grupo Atreseries –controla numerosos canales, radios, productoras, agencia de publicidad, estudios...).

En un mundo hipercompetitivo, con firmas televisivas que se disputan a diario eventos para transmisiones “exclusivas”, misteriosamente coincidieron en transmitir todas en simultáneo el mismo evento.

Porqué? Pues porque existió una ‘orden superior’ (de gobiernos de diferentes países), para así hacerlo.

Bueno, Juanes participó en dicho encuentro político-musical en Cúcuta y ahora será premiado por el PeaceTechLab (PTL), con el Premio Internacional de la Paz.

En 1984, el Congreso estadounidense fundó el USIP (United States Institute of Peace o Instituto para la Paz de los EEUU) como “un instituto nacional independiente y no partidista destinado para prevenir y poner fin a los conflictos violentos en el extranjero y defender el compromiso fundamental de los Estados Unidos con la paz”.

A su vez el USIP controla el PTL, que premia según los intereses de... EEUU (lógicamente).

Con lo cual se comprende de manera clara a qué intereses responde Juanes...