Lun. 06. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Último momento

OTRO CRIMEN RACIAL-POLICÍACO EN EEUU

OTRO CRIMEN RACIAL-POLICÍACO EN EEUU

Ya se trata de una constante...

CHICAGO-EEUU  El domingo, en el suburbio de Midlothian (de esta ciudad), un oficial de policía blanco disparó y mató a un guardia de seguridad negro.

La víctima cumplía sus funciones en un bar y procedió a retener a una persona sospechosa de haber efectuado disparos en el local. Ocurrió el domingo por la mañana, donde Jemel Roberson (26 años; foto con su hijo), redujo y sostuvo en el suelo a un cliente del bar (tras que abriera fuego).

Los testigos señalan que cuando los agentes de policía arribaron a la escena, Roberson recibió un disparo de inmediato. Al ingresar los policías, los presentes en el bar gritaban que se trataba de un guardia de seguridad.

Roberson estaba armado (poseía una licencia válida de propietario de armas), y un cliente contó que los policías “vieron a un hombre negro con un arma y básicamente lo mataron”.

El lunes se llevó a cabo la autopsia que permitió concluir que la muerte de Roberson fue un homicidio. Era padre de un hijo de nueve meses llamado Tristan y su pareja, Avontea Boose, está embarazada de su segundo hijo.

Quedó evidenciado que los policías blancos dispararon contra el hombre negro, por la exclusiva razón de “sospecharlo” responsable de disparos...