Mie. 21. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Economía

CHACO: SEQUÍA E INCENDIOS (por Gerardo R. Martínez)

CHACO: SEQUÍA E INCENDIOS (por Gerardo R. Martínez)

LIBERTADOR GRAL S. MARTÍN-ARGENTINA  (por Ing° Gerardo Roberto Martínez)  Como toda la región nordeste argentina -y gran parte del país-, el departamento Libertador General San Martín se ve afectado por la falta de lluvias, donde en lo que va del año 2020 el milimetraje caído no ha superado los 150 mm, cuando la media anual varía desde los 944 mm/año en Pampa del Indio a 1.111 mm/año en Laguna Limpia.

Cabe recordar que el menor registro de lluvia caída en el departamento, se verificó en esta última localidad en 2008/2009, donde solamente llovieron 382 mm. La sequía reinante ocasiona que se agoten las reservas de agua para las familias y sus animales, perdiéndose también los cultivos, tanto de renta como de consumo familiar; si a la situación anterior se suman las altas temperaturas que se han registrado en las últimas semanas, ha traído como consecuencia los focos de incendios que contribuyeron a aumentar las pérdidas del sector. No es la primera vez que suceden este tipo de incendios en la zona, ya en el mes de marzo sucedieron hechos de esta naturaleza que afectaron a los sistemas productivos, entre ellos varios colmenares, donde mediante la rápida acción de los afectados, que pudieron contener y apagar el fuego, no hubo mayores pérdidas materiales, sí hubo perdida de vegetación, afectándose la reservas para la alimentación de las abejas en el periodo invernal.

Técnicos de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y del INTA han visitado predios de productores familiares que en las últimas semanas se vieron afectados por los incendios, verificando como se han perdido totalmente las escasas reservas de pastos naturales que aún quedaban y que, a pesar de la sequía, contribuían en algo a la alimentación de los animales; se han perdido también las plantaciones de caña de azúcar, las huertas, las plantaciones de frutales. Estas pérdidas significan para estas familias perder sus ingresos periódicos, ya que, como integrantes de las ferias francas, se han quedado sin productos para la venta y con lo cual sustentaban el ingreso económico de sus hogares. A las pérdidas materiales debe sumarse lo más triste, que es la pérdida de los sueños que compartían con sus familias.

“Escuchamos que se está declarando la emergencia agropecuaria, también que se le van a perdonar las deudas a quienes sacaron créditos. Nos parece bien que hagan eso, pero a nosotros no nos sirve, ya que nunca hemos sacado créditos, necesitamos otro tipo de ayuda para poder recuperar todo lo que hemos perdido, porque no solamente perdemos nosotros, sino que también pierden nuestros clientes, que van a tener que comprar verduras, huevos, pollos mucho mas caro que lo que conseguían en la feria”, comentó un productor feriante.