Lun. 21. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

GUAIDÓ JUNTO A PARAMILITARES EN COLOMBIA

GUAIDÓ JUNTO A PARAMILITARES EN COLOMBIA

Un verdadero escándalo...

BOGOTÁ-COLOMBIA  (PrensaMare)  Los continuados fracasos de los intentos golpistas en Venezuela hacen extremar las acciones de sus impulsores. Las medidas y las bravuconadas de Donald Trump no surtieron el efecto esperado.

El fracaso diplomático de Wshington es evidente; tanto que la propia Europa ha tomado cierta distancia de dicho golpismo. Sin embargo, el legislador venezolano que se autoproclamó ‘presidente’, Juan Guaidó, no descansa en sus actividades.

Ahora se ha conocido de manera pública, y a través de imágenes, su respaldo a grupos paramilitares (terroristas) que actúan en Colombia, pretendiendo incursionar en suelo venezolano.

Guaidó aparece junto a dos dirigentes del grupo paramilitar Los Rastrojos. No ha sido una foto ‘robada’, trucada o circunstancial. Ocurrió que el autoproclamado presidente visitó a esta banda, y se fotografió abrazado y sonriente. Uno de los visitados muestra una pistola en la cintura. Ese personaje ya había sido fotografiado asistiendo en Cúcuta (Colombia), el 22 de febrero al publicitado concierto ‘por la paz’, alentado desde Washington y Londres, y del que tomaron parte Ricardo Montaner, Maná y hasta el argentino Diego Torres.

Luego de ese montaje mediático con amplia repercusión mediática, se intentó penetrar en Venezuela (sin autorización), para “distribuir” ayudas. Lo que no les fue permitido. Posteriormente inventaron un “atentado” contra la ayuda humanitaria, que se descubrió, fue realizado por los propios organizadores…

La banda terrorista Los Rastrojos es una organización criminal colombiana cuyas principales activid ades delictivas con el narcotráfico, secuestro, extorsión y reclutamiento de menores, además de realizar tareas como sicarios. Realizan tareas de contrabando en la frontera con Venezuela. Poseen propiedades desde donde operan, en la localidad de Puerto Santander.

Justo por dicha urbe, ingresó Guaidó el 22 a territorio colombiano, esperándolo pernal de esta banda, que le brindó seguridad y custodia. Para evitar que el político venezolano fuera visto, la banda impuso el “toque de queda paramilitar”.

Los Rastrojos son perseguidos y reprimidos en Venezuela. En 2012 las autoridades de este país apresaron en Barinas a uno de sus líderes fundadores Diego Pérez Henao (alias Diego Rastrojo); fue deportado a Colombia. Otro jefe fue apresado en marzo de 2019 en Valencia. En este caso se trató de Wilfredo De Jesús Torres Gómez (alias Neco); buscado por Interpol por liderar acciones de sicariato. Este personaje fue hallado al revisarse el teléfono celular de Roberto Marrero; la mano de derecha de Guaidó.

Con estas futos publicadas, queda perfectamente ratificada la denuncia que desde hace meses realiza Nicolás Maduro, en cuanto a que Guaidó mantiene relaciones estrechísimas con grupos de terroristas, narcotraficantes, sicarios, paramilitares y contrabandistas. Al parecer el sacar a la luz estas fotos es una forma de tratar de ‘acelerar’ o extremar las acciones militares contra Venezuela.

Pero además de Guaidó ha quedado implicado en todo este accionar delictivo y golpista el gobierno colombiano de Iván Duque. Pues resulta evidente que las bandas parailitares como Los Rastrojos, operan con apoyo y respaldo estatal. No son perseguidos ni reprimidos. Además, recientemente el mandatario indicó que su única posibilidad de diálogo en con Guaidó; o lo que es lo mismo: con un amigo y socio de los terroristas colombiano…

Inclusive Duque justificó a Guaidó al afirmar: “nosotros facilitamos su ingreso a territorio colombiano...más allá de si hay foto o si no hay foto, de si saludó o no saludó a muchas personas con afecto, porque muchas personas lo saludan con aprecio y con afecto, lo que quiero resaltar es quién es él, él es un titán, un héroe que está luchando por la democracia en su país”.

Las fotos ponen en duda las ‘denuncias’ de Guaidó respecto a que Maduro encubre a narcos, guerrilleros y paramilitares. Una acusación que inclusive dispara a todos los vientos, el mismísimo Duque.