Jue. 14. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

ESCÁNDALO DE LA CIA EN ESPAÑA

ESCÁNDALO DE LA CIA EN ESPAÑA

Como si nada hubiera ocurrido...

MADRID-ESPAÑA  Semanas atrás se produjo un llamativo ataque a la sede diplomática de Corea del Norte. Nadie sabía por dónde podía venir dicha acción, hasta que las conclusiones de la inteligencia española (con colaboración de sus pares de Francia), concluyeron en forma contundente. Detrás de dicho accionar estaba la CIA.

Participaron en la investigación española la policía y el CNI (Centro Nacional de Inteligencia). El suceso ocurrió el 22 de febrero. Fueron identificados 2 (de los 10) individuos (asaltante) que golpearon e interrogaron a las 8 personas que estaban en la sede.

Ellos tienen estrechos vínculos con los servicios secretos estadounidenses. Tras este ‘descubrimiento’, desde la inteligencia española le han pedido “aclaración” a la CIA, quien respondió negativamente (lógicamente) a cualquier intervención suya en el hecho.

Este asalto a la Embajada norcoreana puede terminar generando ciertos ‘roces’ diplomáticos entre Madrid y Washington.

Se está ante un hecho vergonzante, con una intervención extranjera en en país aliado (como es España). Lo lamentable es que los responsables de la investigación se sienten molestos porque EEUU no habría “pedido permiso” (¿?) para dicha intervención.

Lo cierto es que el suceso significa que se han violado las convenciones internacionales que protegen las delegaciones diplomáticas. En este caso, el ataque se hizo de manera que el mismo quedara claramente en evidencia, sin que pretendiera que pase desapercibido.

Nada se disimuló. Fue escandaloso. Intervinieron 10 hombres armados. Ingresaron a las 15 horas del 22 de febrero a la Embajada, situada en el madrileño Barrio de Aravaca.

Luego del ingreso –asalto-, maniataron a las 8 personas y les pusieron bolsas en la cabeza. Comenzaron a golpearlas y a interrogarlas. El hecho se salió del control cuando una de esas rehenes escapa por una ventana del segundo piso, alertó a un vecino, y éste avisó a la policía. Llegó una patrulla policial, pero los delincuentes escaparon en 2 vehículos de alta gama (autos de la Embajada, usados para alejarse; los que abandonaron en una calle próxima, para subirse a otras unidades de apoyo).

El asalto se extendió por 2 horas. Dos de los norcoreanos debieron ser atendidos de sus lesiones.

Las conclusiones de la Comisaría General de Información y del CNI descartaron que el asalto fuera obra de una banda de delincuentes comunes. Todo demuestra una planificación, casi a nivel militar, por la forma en que actuaron. Estaban perfectamente al corriente de qué buscaban. No les interesaron artefactos, joyas, dinero o artículos personales. La búsqueda se centraba en archivos informáticos y teléfonos móviles (que robaron).

La investigación analizó las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona, interrogaron a los rehenes y analizaron los autos con los que escaparon, de manera tal que ello les permitió identificar a 2 asaltantes. La mayoría son surcoreanos, y de ellos -2-, han sido claramente reconocidos por los servicios de información españoles, quienes que concluyeron que se trata de ‘personajes’ que “trabajan” para la CIA.

El que estaba a cargo del asalto (y que llamaban “el empresario”) tras ingresar separó al Encargado de Negocios (que se encontraba al frente de la delegación diplomática, a falta de embajador). Lo mantuvo encerrado aparte y luego comenzó a realizarle un interrogatorio. El norcoreano, fue interrogado sobre Kim Hyok Chol, que fuera el jefe de la delegación de su país en las negociaciones nucleares con EEUU. Ambos diplomáticos trabajaron juntos en esta embajada cuando Chol era embajador (entre 2014 y 2017).

Se sabe de antemano que llegado el momento, desde Washington llamarán a Madrid, y toda la investigación (en manos del Juzgado 5 de la Audiencia Nacional), quedará en la nada.

Es bueno recordar que el asalto a la sede diplomática se produjo 5 días antes de la segunda cumbre presidencial entre Donald Trump y Kim Jong un (27 y 28 de febrero en Vietnam). Ambos analizaron el desarme nuclear norcoreano y no llegaron a un acuerdo.

Al parecer, esta acción criminal en Madrid fue un aviso hacia Corea del Norte y hacia el interior estadounidense, por parte de los “halcones” que rechazan cualquier tipo de concesión con norcorea. Es bueno tener presente –además-, que Corea del Norte carece de embajador en este país (desde septiembre de 2017) cuando el embajador Kim Hyok Chol fue declarado persona no grata.

Luego de marcharse, Chol se convirtió en persona de máxima confianza del presidente Kim Jong un. Inclusive cumplió un papel de máxima importancia a la hora de organizar la cumbre de Vietnam.

Kim Hyok Chol es un defensor del programa nuclear norcoreano. Estuvo a la cabeza de la delegación norcoreana que negoció en Pyongyang con el enviado especial del presidente Trump, Stephen Biegun, el plan de desnuclearización.

Mientras este hecho es público en el país, la clase dirigencial española parece no enterarse, ni mucho menos preocuparse.