Lun. 08. Mar 2021, Santa Fe - Argentina
Mundo

LO DEL REY CAZA-ELEFANTES, LO ANTICIPÓ PRENSAMARE

LO DEL REY CAZA-ELEFANTES, LO ANTICIPÓ PRENSAMARE

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  En numerosos artículos de PrensaMare se han citados y descipto situación del ex rey Juan Carlos de España. Se habló de sus amoríos, de sus acciones como caza-elefantes en Africa, de sus denunciados e investigados hechos de corrupción, pero también de su papel como hombre de máxima confianza de Washington.

Se han conocido informaciones surgidas de aquellos famosos cables de Wikileaks. En uno de ellos, surgió que la diplomacia estadounidense apostaba por Juan Carlos de Borbón como sucesor del dictador Francisco Franco. Ello quedó registrado en un documento secreto del Departamento de Estado fechado el 23 de octubre de 1975, cuando los estadounidenses estaban anoticiados que se acercaba la muerte de Franco.

Wikileaks develó que el entonces príncipe (que ya había sido elegido por Franco como su sucesor), actuaba como confidente de la Casa Blanca. Hacía méritos para ser confiable para Washington, en la etapa que se avecinaba y que sería conocida como el posfranquismo.

En 1976 (cuando Juan Carlos ya era rey), el entonces secretario de Estado de EEUU, Henry Kissinger, sentenció: "El rey no debería dudar nunca en hacerme saber si desea que EEUU diga o haga algo específico". Eran tiempos en que Juan Carlos, Kissinger y los gobernantes estadounidenses mantuvieron un cerrado silencio ante los últimos fusilamientos de opositores decretados por Franco.

Juan Carlos estaba al corriente del espionaje que Washington realizaba sobre la actividad del Partido Comunista de España (antes de su legalización); lo que está asentado en un cable de la diplomacia estadounidense del 12-3-1976.

Pero el poder de la embajada era tan grande que habían logrado el compromiso de de parte del ministro Manuel Fraga y del presidente Adolfo Suárez (hablando ante el embajador de EEUU, Well Stabler), que "los comunistas no serán legalizados ni se les permitirá tener un papel en este proceso evolutivo".

También dejó al decubierto Wikileaks que en esos tiempos (y ahora?), los espías de EEUU manejaban el manual de control de fronteras de la Unión Europea (UE).

Pero además…

Los archivos obtenidos descubrieron el denominado Trade in Services Agreement (TiSA); un acuerdo de intercambio de servicios entre 50 países, incluida España (que se negociaba secretamente). EEUU buscaba la eliminación de controles y obstáculos para favorecer la liberalización global de los mismos servicios financieros "innovadores" que provocaron la crisis global de 2007-2008. También se buscaba condicionar a los estados firmantes a la hora de efectuar regulaciones o aprobar leyes que afecten a empresas multinacionales. Wikileaks descubrió que el tratado permitiría a las corporaciones financieras exportar los datos sensibles de los consumidores.