Mie. 13. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Editorial

SELECCIÓN ARGENTINA: 40 AÑOS Y POCOS PROYECTOS

SELECCIÓN ARGENTINA: 40 AÑOS Y POCOS PROYECTOS

Se inicia una nueva etapa...?

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici)  En 1974 César Luis Menotti fue designado entrenador de la selección de Argentina. Allí dio comienzo un proceso inédito en el ámbito futbolístico argentino. Por primera vez se puso en desarrollo un proyecto integral que involucraba a todas las selecciones (juveniles y mayor).

Jamás se había llevado adelante un proyecto de esas características. Se inició con el peronismo y lo continuaron los dictadores (1976-1983). Tuvo sus resultados deportivos, con el logro del primer campeonato mundial (1978) y otro con los juveniles (1979).

Durante ese período que Menotti estuvo al frente la selección fue prioridad. Tras alejarse del cargo, nada volvió a ser como en ese período. Si bien se logro otro Mundial (1986) y se llegaron a finales, la nacional mayor fue destratada. La excepción fue lo desarrollado por José Pekerman y su equipo en los juveniles. Pero también, al marcharse dicho entrenador, todo lo avanzado se dilapidó.

Han pasado varios entrenadors, y salvo cuando Alfio Basile condujo a la mayor y tuvo un período extenso de buen juego, invicto y logro de dos Copa América, el resto se mantuvo dentro de la mediocridad, más allá de las buenas intensiones (y logro olímpico) de Marcelo Bielsa.

El caos al que ha sido llevado el fútbol argentino por la gestión de Mauricio Macri, parece ahora querer encontrar un rumbo. O por lo menos esa es la ilusión de muchos argentinos, con la designación de Menotti como Director de Selecciones Nacionales.

De seguro que se impulsará un proyecto. Se necesita, para dejar de perder tiempo y deambular en la mediocridad. No será fácil, pues hoy existen intereses mucho más importantes y de peso que en 1974, cuando Menotti llegó con el antecedente de haber logrado hacer de Huracán el mejor equipo argentino.

Parecería que dentro de tanta mediocridad y ambiciones, el titular de AFA, Claudio Tapia habría tenido una muestra de raciocinio. Sin embargo, cuando parece abrirse un nuevo futuro con un proyecto en marcha, bien puede recordarse qué ocurrió en los últimos 40 años con los DT argentinos.

CESAR LUIS MENOTTI: Significó un antes y un después para el fútbol argentino. Tras el logro de 1978, condujo la nacional en España 1982, donde el resultado no fue el esperado. Su contrato finalizó el 31-12-1982. En el siguiente enero ser reunió con el titular de AFA, Julio Grondona, y no hubo renovación. El dirigente dijo que Menotti no renovó por una “cuestión económica”. Pero no dijo toda la verdad; porque en realidad él le ofreció menos de lo que ganaba Menotti, para forzarlo a que éste recharaza la oferta. De esa forma, “se lo sacó de encima” elegantemente, le echó la culpa al entrenador, y quedó con sus manos libres para elegir al sucesor. Lo lamentable fue que de esa forma Grondona puso fin al primer proyecto serio del fútbol argentino.

CARLOS SALVADOR BILARDO: Grondona buscó y designó a la antítesis futbolísca y ética de Menotti. Un hecho imperdonable. El entrenador llegóal Mundial México 1986 con todos en contra y con presiones desde el mismo gabinete radical de Raúl Alfonsín, para echarlo. Sin embargo, con un Diego Maradona brillante, acompañado por Valdano, Oscar Ruggeri, Nery Pumpido, Tata Brown, Batista y Burruchaga ganó la competencia. Cuatro años más tarde, con una muestra mediocre de fútbol, fue subcampeón en Italia 1990. Se hablaba que la relación entre Bilardo y Grondona, pese a algunos chispazos iniciales, se hizo estrechísima con los años, con plenas coincidencias. El DT terminó su contrato y se fue. Más allá del logro mundialista, significó un catastrófico retroceso formativo para todo el fútbol argentino por ser un DT que "ponía el carro delante del caballo"...

ALFIO BASILE: Le devolvió al equipo el potencial de buen juego y de triunfos. Ganó las Copa América Chile 1991 y la de Ecuador 1993. En el Mundial EEUU 1994 era el equipo a vencer, pero la (misteriosa) maniobra de la efedrina con el doping sobre Diego Maradona, sacó a la selección de la competencia. Se marchó con un importante paso.

DANIEL A. PASSARELLA: Llegó con el apoyo de los medios hegemónicos, que reclamaban “orden” y “disciplina”, acusando de lo contrario (desorden e indisciplina) a Basile y Maradona. Un DT que se preocupaba por el corte de cabello de los futbolistas… Que teniendo a los dos delanteros más importantes en Europa (Batistuta y Crespo), se negó a hacerlos jugar juntos, dilapidando un sensacional poder ofensivo. Una etapa donde no se supo a qué jugaba el equipo, y donde un representante de jugadores logró que (llamativamente) muchos de sus representados fueran convocados a vestir la casaca nacional… Tuvo algunos choques con Grondona, y se fue tras la pobre eliminación en el Mundial Francia 1998, al terminar su contrato.

MARCELO BIELSA: Apostó por un fútbol de presión constante en campo rival. Fue defendido abiertamente por los medios hegemónicos, porque el equipo mostraba un “fútbol moderno” (¿?). Ganó el oro olímpico en Beijing; el equipo fue eliminado en la primera ronda en Corea-Japón 2002, y cayó en la final de la Copa América 2004. Bielsa explicó su salida en conferencia de prensa afirmando: "Noté que la energía que exige absorber todas las tareas de ser entrenador ya no estaban. Ya no tenía ese impulso". La relación con Grondona era inexistente.

JOSÉ PEKERMAN: Con sus logros formativos y de triunfos deportivos en los juveniles, accedió a la selección mayor. Condujo el equipo en el Mundial Alemania 2006 donde quedó flotando la sensación que faltó “algo” en la conducción del equipo. Inesperadamente, Lionel Messi, fue dejado fuera del equipo en el momento clave…

ALFIO BASILE:  La segunda etapa fue por “necesidad” de Grondona, que necesitaba oxígeno tras los fracasos en que terminaban los entrenadores que él elegía. De Basile se recordaba su buen juego y la racha de más de una treintena de partidos invicto. Sin embargo, prefirió marcharse antes y rescindió el contrato. Los resultados en las Eliminatorias 2008 no lo ayudaron. En el ambiente futbolero quedó flotando la sospecha que algunos jugadores de la selección "no entregaron todo” en algunos partidos, enviándole un mensaje claro al DT, que lo habría entendido y por ello renunció. Basile explicó que se alejó porque Grondona no era el mismo de antes y se refirió a él como “capo de FIFA”.

DIEGO A. MARADONA: Otra designación a la medida de las necesidades del titular de la AFA. Porque el entrenador tenía espaldas como para soportar todo. Y así lo hizo, cargando con lo suyo, lo de sus convocados, y la maraña afista… Fue eliminado en cuartos de final en Sudáfrica 2010, por la Alemania que sería campeona. La prensa “seria e independiente” no se lo perdonó. La política de Grondona fue la de un constante desgaste; era evidente que él se consideraba la figura excluyente del fútbol argentino. Tras el mundial le ofreció renovar a Maradona, pero… debía excluir del cuerpo técnico a Alejandro Mancuso, y le ‘recomendó’ quienes debía ser sus colaboradores. Lógicamente que Maradona no acepto.

SERGIO BATISTA: Grondona apeló a un entrenador respetado como jugador y con buen recuerdo entre los argentinos. En Santa Fe, la selección –por penales- fue eliminada en cuartos de final ante Uruguay, en Copa América Argentina 2011. El vocero afista, Ernesto Cherquis Bialo explicó: "Batista habló con Grondona por teléfono y dejó a consideración del Comité Ejecutivo librar la acción futura sobre su permanencia al frente de la Selección. Y la Comisión de Selecciones Nacionales ha decidido rescindir su contrato. No fue despedido". Una salida elegante (cuando se sabía que Grondona lo echó).

ALEJANDRO SABELLA: El paso del entrenador dejó poco y nada. Es cierto que se llegó a la final en el Mundial Brasil 2014. Pero también fue evidente que los planteos del DT en los partidos (en el arranque jugando con 5 defensores…) fueron erróneos. Topdavía se recuerda la salida de Ezequiel Lavezzi en el entretiempo de la final, que significó la salida del mejor jugador y que su marcador (Lahn) se transformara en desequilibrio y clave del triunfo alemán. Dejó la conducción –dijo- porque necesitaba un descanso, no estaba para dar lo que exijo. No iba a ser útil para la Selección, porque no iba a poder dar el 100% que les pido a los demás”.

GERARDO MARTINO: Le impuso un estilo al equipo de buen trato y búsqueda del arco rival. Le tocoó conducir a todas estrellas brillando en Europa… Llegó en dos oportunidades a las finales de Copa América, cayendo por penales. Se le aplicó el desgaste y destrato para que se fuera. Le adeudaban 7 meses de sueldo y no le garantizaban los jugadores que citaba. Se marchó y AFA informó: "Debido a la indefinición en la designación de nuevas autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino y a los graves inconvenientes para conseguir conformar el plantel que represente al país en los próximos Juegos Olímpicos, el cuerpo técnico de la Selección ha decidido presentar su renuncia en el día de la fecha".

EDGARDO BAUZA: Fue electo por la impresentable “Comisión Normalizadora”. Era la antítesis de Martino. Llegó de urgencia y luego que de manera vergonsoza, la ‘normalizadora’ lo fuera a buscar estando dirigiendo un club brasileño. Su balance en la Eliminatoria era mediocre, y apenas llegó a la AFA, Claudio Tapia, decisión terminar su ciclo. “Le hemos comunicado a Bauza que deja de ser el técnico de la Selección Nacional”, informó dicho dirigente a la prensa.

JORGE SAMPAOLI: La gran-apuesta-gran de Tapia fue ir a sacarle el técnico al Valencia… Condujo los partidos finales de la Eliminatoria y en el Mundial Rusia 2018. Imposible pensar en que pudiera torcer el rumbo de un barco a la deriva. Fue peor de lo imaginado. Intentó continuar (el contrato así lo establecía), pero lo presionaron para que “renunciara”. Una mala experiencia deportiva; una vergüenza ética a nivel internacional; una importante pérdida de dineros para la AFA…

LEONEL SCALONI: Formaba parte del equipo de colaboradores de Sampaoli. Tras irse este último, le ofrecen la continuidad y hacerse cargo del equipo… y aceptó. Nunca dirigió un equipo de Primera; mucho menos una selección…

El 14 de enero de 2019 se conoció la designación de Menotti. Posiblemente ahora se comience a hablar de otra forma. Se encare un proyecto; se tengan ideas; se respeten pautas; se hable de fútbol (¡). De ser así, quienes se encarguen de ejecutar el proyecto deberán poseer coherencia y ser engranajes de una maquinaria seria y que ilusione.