Vie. 06. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas Destacadas

IRÁ MESSI A ISRAEL...?

IRÁ MESSI A ISRAEL...?

El poder político-empresarial israelí busca usarlo...

MILANO-ITALIA  Trascendió que el argentino Lionel Messi, tiene programado jugar en Israel en noviembre. Sería en un cotejo entre el Barcelona, y el Atlético de Madrid. Se afirma que Danny Benaim y un socio (el primero Ceo de Comtec, la firma organizadora), se reunieron con el padre de Messi, tras el “si” de las dos dirigencias para el partido.

Ante del reciente Mundial Rusia 2018, Argentina estuvo a un paso de jugar en Israel, lo que había generado gran expectativa entre los habitantes israelíes (la acneclación del juego le cuesta a la AFA argentina 2,2 millones de dólares). Además de un máximo interés político de las autoridades, para mostrarlo al máximo jugador del mundo en su país.

Lo cierto que la noticia generó reclamos y pedidos de los palestinos y desde diferentes sectores futbolísticos en el mundo, para que Messi no asistiera.

Comtec logró que el lanzamiento del último Giro d’Italia se hiciera desde Jerusalén. Posee entre sus clientes y representados a municipios y clubes de su país. Una firma con oficinas en Barcelona, Madrid, Hong Kong y Tel Aviv. La misma había sido la que organizó la frustrada visita de la nacional argentina.

Se sabe que Comtec en verdad tiene otro dueño. Es nada más y nada menos que Idan Ofer, un empresario israelí radicasdo en Londres con una fortuna estimada en 3.400 millones de dólares. Posee una una flota de 100 buques de carga de petróleo (con su firma Eastern Pacific Shipping); y también el 53% de las acciones de Israel Corp., la empresa de holding más grande de Israel, con ramificaciones en comercio, petróleo y químicos).

Pero si ese poder ya impresiona, Ofer es además, accionista del Atlético de Madrid (controla el 17% del club a través de Quantum Pacific Group). Pero por otra parte tiene acciones a través de otras empresas controladas, que lo llevan a ser dueño real del 32%...

El padre de este millonario -Sammy Ofer-, fue un magnate del comercio israelí. En el 2009 donó 20 millones de dólares para la construcción de un nuevo estadio deportivo en su ciudad natal de Haifa: el que se denominaría Estadio Sammy Ofer.

La propuesta de Comtec es que Messi juegue con el Barcelona y contra el Atlético de Madrid en el… Estadio Sammy Ofer. Bueno es recordar que cuando la selección de Argentina programa el partido en Israel, se iba a jugar en dicho estadio. Luego apareció la exigencia del gobierno de Benjamín Netanyanhu, que exigió el cambio de sede, para usar la presencia de Messi a favor de la apropiación israelí de Jerusalén. De allí que finalmente Argentina-Israel se iba a jugar en el Estadio de Teddy Kolleck (en Jerusalén)…

En primero en aceptar jugar un amistoso en Israel, fue la dirigencia del Atlético de Madrid. En la segunda parte de la negociación, pidieron enfrentar a Israel, pero “ciertas regulaciones” de la Liga española, no lo permiten. Por lo que al final le ofrecieron hacerlo contra el Barcelona.

Así presentado el tema aparece como un evento deportivo. Sin embargo se conjugaron infinidad de situaciones para que el único y exclusivo resultado fuera la presencia de Messi en Israel.

El tema es que nuevamente aparece el poder político de este país asiático que ‘exige’ que se juegue en Jerusalén. Mientras que desde Comtec quieren que se juegue en Haifa. Ello les permitiría demostrar más capacidad organizativa que el propio gobierno de sus país, y reforzar la lucha que llevan adelante contra el BDS (Boicot internacional contra Israel).

Lo que por cierto está en juego es el fortalecer las políticas actuales israelíes y las peleas entre empresarios israelíes. Messi es –apenas- una circuntacia a la cual usar.

Frente a esta posibilidad de presencia de Messi en Israel, ya han comenzado a generarse protestas en redes sociales y envíos de correos electrónicos al Barcelona, a Messi, a los esponsores del Barcelona (y Messi) y a las embajadas de España en diferentes países.