Mar. 17. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Política

CUANDO 4 YA SON DEMASIADOS...

CUANDO 4 YA SON DEMASIADOS...

Sonrisas, codazos y maniobras entre dirigentes peronistas...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Semanas atrás se conoció el lanzamiento –exageradamente publicitado- de un espacio interno del peronimo. Lo conformaban cuatro dirigentes que se enrolan en el opo-oficialismo al gobierno nacional.

Fue una modesta presentación con muchas fotos y sonrisas pretendiendo dar nacimiento formal a un espacio donde lo que los une es el rechazo visceral a Cristina Fernández. Allí estuvieron Sergio Massa, Miguel Pichetto, Juan M. Urtubey y Juan Schiaretti.

Tras ello, se produjeron reuniones entre dichos protagonistas y alguna movida política, que lejos de consolidarlos, mostraron sus des-uniones. A ese espacio lo bautizaron: Alternativa Federal, y pensaban cerrar el año con un acto “masivo” y federal el 19 de diciembre en Costa Salguero. Se habían planteado reunir a más de dos mil asistentes.

Sería “el moño” de 2018, y un espaldarazo para el presidencial 2019. Pero no ha sido posible ante las diferencias que los alejan…

Desde que se hizo la presentación en sociedad de dicho espacio, y más allá de las reuniones, se generaron desconfianzas mutuas. Porque excepto Schiaretti que manifestó no desear sin presidenciable, los otros tres, si aspiran a ello. Es decir que compiten entre tres, por un mismo papel protagónico: Massa, Pichetto y Urtubey. Aunque unos días más tarde, Urtubey dijo que quería ser “el vicepresidente” de Massa; con lo que dejaba abierta la posibilidad de “bajarse” de su exageradísima pretensión. Por lo que quedaban dos en carrera…

Buscando avanzar en la faz organizativa del pretensioso acto, existían coincidencias en que debía realizarse en Córdoba, que es un “territorio ganador”, y porque Schiaretti no será presidenciable. Ello había sido conversado en noviembre.

La reunión se hizo en suelo entrerriano donde el anfitrió fue el gobernador Gustavo Bordet,  y de la que tomaron parte (además de Pichetto, Massa, y Urtubey), los ogernadores peronistas Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut), y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

Tras ese iniciar ‘acuerdo’ consensuado, Massa operó los días siguientes buscando cambiar de lugar el acto (dejando de lado Córdoba) para llevarlo a suelo porteño o bonaerense.

Para lo cual “aseguraba” la asistencia de “cientos de intendentes y dirigentes territoriales”. Una maniobra que si bien tuvo ‘apoyo’ de determinados sectores internos de ese mismo espacio y de comentario mediáticos, generó el enojo de los gobernadores.

Allí hicieron valer su actual poder (institucional), ante un político (Massa) sin paragua institucional y que sufre disgregación de votantes, como le ocurriera en las últimas elecciones. Para peor, los gobernadores siguen teniendo “los pies dentro del plato” (peronista, en cuanto al PJ), y dirigente bonaerense aparece como conductor de otro espacio (FR, Frente Renovador)…

Recordando que el FR, ya va armando estrategias provinciales “independientes” del PJ (Partido Justicialista). Un doble juego que no convence, y donde –de realizarse el acto donde quería Massa-, los gobernadores aparecerían como totalmente funcionales y conducidos por dicho dirigente.

Por otra, como iba a ser una muestra de poder entre los diferentes protagonistas de ese espacio anti-kirchnerista, a Massa le iba a resultar mucho más barato económicamente hablando el movilizar, mientras que los gobernadores debían asumir una extremada “movida” organizativa, logística y económica. De no hacerlo, se impondría (por superioridad numérica) el massimo, que los relegaría en la interna del sector.

Fue así que las voces de los gobernadores salieron a cuestionar “la fecha”, la inconveniencia de la “masividad” de la convocatoria y “problemas en el territorio”. Forma elegante de darle la espalda al intento de manijazo político que ideó Massa.

En definitiva: se cayó el “masivo” acto en suelo capitalino, y apenas habrá un encuentro “testimonial” (¿?), del que tomarán parte -solo- los ambiciosos presidenciables (Massa, Urtubey y Pichetto), el no-presidenciable (Schiaretti) y los gobernadores.

Conclusión: fin para el segundo (fallido) acto.