Lun. 20. May 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

TRIACA: OTRA VÍCTIMA DEL INTERNISMO PRO...?

TRIACA: OTRA VÍCTIMA DEL INTERNISMO PRO...?

Se da por descontado su alejamiento del gobierno...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Más que un “trascendido” o “filtración”, se considera un hecho. El actual secretario Trabajo, Jorge Triaca, dejará su rago antes de terminar el 2018; en el oficialismo están esperando el momento ‘justo’, que sería luego de la Cumbre del G-20.

Su salida habría sido concensuada con Mauricio Macri. Triaca era Ministro de Trabajo hasta que se produjo la reforma ministerial y su área fue rebajada. Tanto que pasó a depender orgánicamente del titular del Ministerio de Producción y Trabajo, Dante Sica.

El final de su tarea obedece -dicen- a una necesidad de “oxigenar” el área ante la llegada del 2019, año electoral, y donde habrá que mantener renovadas relaciones con la Confederación General del Trabajo (CGT). Si bien Triaca mantuco una excelente relación con sus principales dirigentes, se considera que se “terminó un ciclo”.

La idea es que Sica aparezca con otra forma de relación y negociación, como forma de ganar tiempo.

El actual funcionario es hijo del fallecido Jorge Triaca, quien fue ministro de Trabajo en el Gobierno de Carlos Menem. Estuvo por muchos años al frente del Sindicato de Trabajadores Plásticos; en la dictadura se encolumnó como dialoguista y funcional a la dictadura a través de la CGT Azopardo (enfrentada con la CGT Brasil que conducía Saúl Ubaldini). Un dirigente que era socio del selecto Jockey Club, y que poseía haras (cría de caballos de carrera)…

La gestión de Triaca hijo ha sido más que satisfactoria para el macrismo, pues supo “como llevar” a una dirigencia sindical más interesada en ser dialoguista con el poder, que en defender los intereses de sus representados.

Mientras Macri acusaba públicamente a los sindicalistas de integrar “mafias”, Triaca era el encargado de mantener una excelente relación y diálogo…

Fue así que siendo la justicia cooptada por Cambiemos, funcional a sus “necesidades” políticas y mediáticas, Triaca mantenía un diálogo constante y fluido.

Inclusive el abogado Hugo Moyano (hijo) era el contacto con Hugo Moyano, dirigente camionero. Su tarea desde el Estado ha sido tan funcional a los intereses patronales, que los medios hegemónicos siempre le otorgaron un tratamiento privilegiado, pese a las numerosas denuncias en su contra.

Hechos como sospechosas contrataciones desde el Estado; desmanejos en gremios intervenidos; beneficios para con familiares directos; tener trabajadora “en negro”, han sido algunos de los escándalos sobre los cuales la prensa siempre le bajó el tratamiento. Ello incluyó que por un lado los medios han brindado máxima cobertura a la lucha contra el destrato femenino, pero obviaron hacerlo cuando se conoció la denuncia de su ex empleada Sandra Heredia (lo acusó de maltrato; de echarla sin fundamentos; y de no registrarla laboralmente).

Su último “gran triunfo” fue (junto a Sica) el de lograr desactivar el quinto paro nacional contra Macri, a cambio del “bono” de $ 5.000.

Pero lo que se ha tratado de ignorar (u ocultar) es que Triaca terminó siendo otro de los afectados por la cruel interna del macrismo, pese a su relación personalísima con Macri.

Inclusive debe recordarse que recientemente, el mismo mandatario decidió que el ministro del Transporte, Guillermo Dietrich, fuera quien negociara con las Cámaras del Transporte. Tras el último paro-asamblea de los gremios aeronáuticos, Macri decidió sacar del medio de la negociación a Triaca...