Mar. 21. Set 2021, Santa Fe - Argentina
Economía

EL PERONISMO DESACTIVÓ LOS TARIFAZOS DE MACRI

EL PERONISMO DESACTIVÓ LOS TARIFAZOS DE MACRI

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  El gobierno de Mauricio Macri y sus aliados (2015-2019) se caracterizó por los tarifazos en los servicios.

Uno de ellos en la energía; lo que significó un aumento escandaloso de las ganancias de las empresas, a la vez que una reducción en los ingresos y capacidad de ahorro de la población.

Un nuevo informe elaborado por el Observatorio de Servicios Públicos de la Universidad Nacional de La Plata (OSP-UNLP) expuso cómo impactó en los sectores bajos y medios con el macrismo (hasta diciembre 2019), y cómo cambió esa política con la asunción del gobierno peronista de Alberto Fernández. Porque se asiste a un claro freno a los aumentos tarifarios.

Dicho estudio...

Destaca que existe un descenso a la mitad de la porción de ingresos que los hogares usaban para pagar electricidad y gas en 2021 (respecto al 2019).

Una familia que percibía en junio de 2019 un Salario Mínimo, Vital y Móvil destinaba el 22,4% para abonar tales servicios. En junio de 2021, destina el 12%.

A una familia que sólo tenía una jubilación mínima (en mayo de 2019) destinaba el 26%; ahora (en junio 2021) solo el 12,3%.

Ello es consecuencia de la decisión política del gobierno del congelamiento tarifario aplicado desde diciembre de 2019. A ello se agregó la asistencia con programas desde la nación para sacar en 2020 de la indigencia y pobreza energéticas a 2,8 millones de hogares.

Respecto al gas, el Régimen de Zona Fría permitió un alivio de un 30% en las facturas a partir de julio (que llega al 50% para los hogares más vulnerables).

Con Macri, las tarifas de los servicios públicos los aumentos fueron superiores al 2000 o 3000 por ciento. Lo que obligó a reducir el consumo y a dejar a de ahorrar o destinar dinero a otros gastos. Afectó directamente el consumo popular. Ello repercutió directamente la estructura económica en forma general; pero golpeó duramente a las industrias, particularmente a las pequeñas y medianas.

La decisión de Macri...

Significó un gran negocio para las empresas, que –además- eran monopólicias, sin competencia y accedieron a una mayúscula transferencia de recursos (de los consumidores a tales empresas de servicios públicos); se trataron de incrementos que superaban exageradamente a la ya elevada inflación.

“Mientras los ingresos familiares (entre diciembre de 2015 y diciembre de 2020) se multiplicaron en promedio por 5,14 veces, los ingresos brutos de las distribuidoras de luz y gas lo hicieron por 21 y 10,4 veces (respectivamente), cita el informe.

Las empresas tuvieron extraordinarias ganancias en dólares. Edenor acumuló utilidades netas por 364,64 millones de dólares; Edesur por 294,96 millones de dólares; Metrogas por 537,51 millones; Naturgy Ban 208 millones; y Camuzzi Gas Pampeana 46,97 millones.

Frente a ello, en el período (2016-2019) cerraron 24.500 PyMEs y se perdieron más de 126.000 puestos de trabajo en todo el país (AFIP-SIPA).