Sab. 18. Ene 2020, Santa Fe - Argentina
Liga española

SETIÉN EL ELEGIDO POR BARCELONA

SETIÉN EL ELEGIDO POR BARCELONA

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  En PrensaMare subimos para la portada del martes 14 la posible salida de Ernesto Valverde. En la tarde del lunes 13 se conoció su reemplazante. Podríamos haber ‘levantado’ el artículo, pero consideramos conveniente dejarlo para expresar lo ocurrido con el saliente entrenador y el destrato al que lo llevó la dirigencia barcelonista.

Pero avanzando hacia la noticia, su reemplazante es Quique Setién. Un entrenador conocido en su país, pero del que poco se sabe en el resto del mundo.

Un hombre al que le gusta el buen juego; tiene 61 años; enamorado del ajedrez; que condujo en 2017-2018 a un Betis ofensivo. Ha conducido a equipos como Racing, Lugo, Logroñes y Las Palmas.

Encaja a la perfección al tipo de juego histórico barcelonista.

Intrepreta totalmente los conceptos de Joseph Guardiola en cuanto a posesión y juego con numerosos pases, que proviene de lo sostenido antes, por Johan Cruyff.

Inclusive ha sido un ex del Barcelona como Marc Bartra -que lo tuvo dirigiéndolo en el Betis-, quien afirmó: "Existe un nexo que une a Guardiola y Setién". No lo dijo ahora para quedar bien, sino en septiembre de 2018.

Agregando: "En este Betis, he reencontrado los entrenamientos que tenía con Guardiola y Luis Enrique".

El 17-3-2019, Barcelona goleó 4-1 al Betis. Setién halagó a Lionel Messi, y tras el partido, Sergio Busquets, le regaló una camiseta al entrenador rival –momentos ante- con la dedicatoria: "Para Quique con estima y admiración por tu manera de ver el fútbol".

Setién nació en Santander, jugando en el Racing en 2 etapas: de 1977 a 1985 y de 1992 a 1996. Era un elegante centrocampista, que también pasó por el Atlético de Madrid (1985-1988), y que asistió al Mundial de 1986.

Era un jugador al que le gustaba el fútbol bien jugado, pero que debía adaptarse a entrenadores con rígidos sistemas tácticos, lo que le quitó brillo.

"Los entrenadores te dirigen y te piden cosas que a veces no entiendes o con las que no estás de acuerdo, como era en ocasiones mi caso. A veces intentaba hacer lo que me pedían y no me salía. En el campo me intentaba mover con libertad, hacer mi fútbol. Fue cuando vi jugar al Barcelona de Cruyff cuando empecé a entender cómo funcionaban realmente las cosas. Aprendí muchísimo con ellos", expresó sabiamente al Marca en mayo de 2018.

En su etapa como entrenador condujo a Racing de Santander (2001-2002), Ejido (2003-2004), Logroñés (2007-2008), Lugo (2009-2015) y Las Palmas (2015-2017). Fue seleccionador de la africana Guinea Ecuatorial (2006-2007), marchándose en desacuerdo con la dirigencia.

En su último trabajo, en el Betis de 2017-2018, mostró un fútbol ofensivo que lo clasificó a la Europa League. Debió marcharse porque en la temporada siguiente los resultados no aocmpañaron como quería la dirigencia y se resolvió el contrato un año antes del final.

Posee un record envidiable, pues en noviembre de 2018, fue el único entrenador en los últimos 10 años en haber derrotado a Barcelona en el Camp Nou (4-3) y a Real Madrid en el Santiago Bernabéu (1-0 en septiembre de 2017).

En cuanto a la Europa League, su Betis fue eliminado por el Rennes francés en dieciseisavos de final (3-3, 1-3).

Hasta aquí todo lo bueno de Setién, al que algunos consideran que llegar al Barcelona es un suceso demasiado alto para sus antecedentes.

Las grandes incógnitas parten de saber si estará capacitado para gestionar un vestuario de tantas estrellas; si podrá encontrar y dar respuestas a las ‘fallas’ de un Barcelona que intenta pero no puede; si podrá dar forma a un ataque que por 4 meses no tendrá a Luis Suárez; si podrá conformar un ataque de peso, mientras Ousmane Dembélé recién retornará a fin de febrero; si podrá sustraerse a las duras interna del club que avanza hacia una elección en el 2021, donde el actual titular no puede competir; si tendrá tiempo para armar un equipo que el 1° de marzo jugará el clásico de vuelta con el Real Madrid; si antes de ello, podrá superar en los octavos de final de la Liga de Campeones, al Napoli el 25 de febrero; y si podrá imprimirle al plantel el oxígeno suficiente como para mantener el liderazgo en la Liga