Sab. 18. Ene 2020, Santa Fe - Argentina
Noticias

VALVERDE CON LOS DÍAS CONTADOS EN EL BARCELONA…?

VALVERDE CON LOS DÍAS CONTADOS EN EL BARCELONA…?

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  El poder comunicacional español es controlado desde Madrid. Una prensa que respalda al Real Madrid y busca –siempre- relegar al Barcelona.

No es una simple cuestión de afinidad deportiva, sino una decisión política que excede lo deportivo. El poder español es franquista, y por ende merengue. Considera al Barcelona ‘republicano’ y por lo tanto su enemigo.

Lo demuestra constantemente. Debieron rendirse ante Joseph Guardiola y su fantástico Barcelona; pero por cierto que fue un repliegue. Un juntar fuerzas para atacar nuevamente.

Nada se le perdona a un Barcelona que ha hecho historia; que tiene el jugador más grande del mundo; que sigue con una propuesta de fútbol bien jugado; y que cuenta con varios jugadores de primerísimo nivel.

Lo que disimular o tratan de maquillar con el Real no es perdonado, sino exaltado cuando le sucede al Barcelona. Son las leyes del mercado…

Que el entrenador Ernesto Valverde no haya logrado otorgarle al Barcelona lo que muchos esperaban, idealizando repetir al Barcelona de Guardiola, no le es perdonado. De allí que todo lo que ronde por dicho club es mostrado e instalado como “crítico”, “problemático” y hasta “irresoluto”.

Es cierto que la dirigencia culé busca un sucesor de Valverde. Porque ellos se imaginan –también- que él debería repetir los logros de Guardiola. Como si ello fuera fácil y/u obligatorio

Posiblemente jamás se llegue a repetir en el club lo hecho por Pep y sus dirigidos; y es así que su dirigencia considera que no hacerlo es sinónimo de ‘fracaso’. Y el poder comunicacional madridista –que desprecia a Guardiola y al Barcelona- hipócritamente reclama un “Barcelona como el de Pep”…

Lo concreto que al máximo nivel culé, han tentado a Ronald Koeman y no tuvieron suerte. Lo mismo les ocurrió con Xavi Hernández. Lo que demuestra que el presidente Josep Maria Bartomeu anda unpoco flojo a la hora de apuntar (y negociar)…

En la dirigencia culé pretenden la inmediata salida de Valverde. Unos rescindiéndole el contrato; otros, destituyéndolo. Sea como sea, un despropósito. Lo que ha ‘enojado’ a esa directiva es no haber ganado la Supercopa en Arabia Saudita. Inclusive se encargaron que llegaran a la prensa, su disgusto.

Que Barcelona no haya podido superar en semifinales de dicha competencia al Atlético de Madrid fue un hecho circunstancial. La superioridad del Barcelona demostrada en el campo durante 80 minutos fue notora. Merecía ganar tranquilamente ante un rival especulador, y amarrete que acertó dos errores rivales y festejó.

Y allí aparece la contradicción dirigencial catalana. Quiere despedir ‘yá’ a Valverde porque no ganó. Lo que demuestra que para ellos lo importante era ganar, como fuera, sin importar la forma.

Los dirigentes, tan gloriosos y efusivos a la hora de los triunfos de jugadores y técnico, se tranforman en rápidos verdugos en las derrotas, y donde ellos siempre han sido… observadores. Jamás protagonistas.

Esta dirigencia reclama cambios y afirma que el entrenador carece de respuestas. De nada parece servirles el liderar la Liga y estar en octavos de final de la Champions League.

El último entrenador destituido en el club fue Van Gaal en el 2003, cuando el titular del club era el histórico Joan Gaspart. Es bueno recordar que la dirigencia quiso echar a Valverde luego que el Barcelona fue eliminado por Liverpool en Anfield. Sin embargo Bartomeu lo sostuvo; no por bondad, sino porque deseaba tener tiempo para conseguir al sucesor. Pero está a la vista que el tiempo pasó, y no lo consiguió.

Inclusive Guardiola fue consultado sobre esta situación que le hacen vivir a Valverde, y expuso: “Barcelona es un sitio especial porque ganar la Liga no es suficiente. Me sabe muy mal por Ernesto Valverde. No se merece esto. Ojalá se pueda solucionar pronto la situación, como socio de este club. Esto es todo”.

Con calidad y respeto el gran Pep reconoció las presiones que existen en el Barcelona, pero cuestionó lo que le hacen a Valverde. Un claro cuestionamiento a la dirigencia.

Y otro que fue solidario con Valverde fue Luis Enrique, que bien podría haberse llamado a silenciko. Sin embargo, declaró: “Valverde es un entrenador muy experimentado que ha ganado muchos títulos… Empatizo con Valverde porque me cae de maravilla. Está haciendo muy buen trabajo. Es líder y está en disposición de ganar todos los títulos y es uno de los mejores entrenadores españoles”.

Contundente, también.

Bartomeu, tras el ‘no’ de Koeman (entrenador de Países Bajos, que aspira a hacer un buen papel en la venidera Eurocopa), envió a Óscar Grau (Ceo) y Eric Abidal (Director Deportivo) a Catar a ofrecerle a Xavi un contrato por dos años y medio, debiendo asumir en el presente enero. Jamás se imaginaron otro ‘no’. Porque Xavi está en el Al Sadd, con un contrato de un año más de vigencia.

O sea que Xavi respeta lo firmado, y respeta –como les dijo- a Valverde, actual entrenador.

Las búsquedas de Koeman y de Xavi han debilitado aún más a Valverde. Pero de seguro que a la dirigencia barcelonista ello no les importa. Ni siquiera les importa que el entrenador cuenta con el total respaldo de los principales referentes del plantel. Para estos dirigentes alegres en las victorias y verdugos en las derrotas, los jugadores son simples empledos a rendir.