Vie. 20. May 2022, Santa Fe - Argentina
PrensaMare en el mundo

EL ACTO, LAS PRESENCIAS Y LOS MENSAJES

EL ACTO, LAS PRESENCIAS Y LOS MENSAJES

https://suramericapress.com/el-acto-las-presencias-y-los/

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El acto del 10 de diciembre por la Democracia y Día Internacional de Los Derechos Humanos, tiene varias lecturas.

Ha sido de tal importancia que debe ser analizado en su conjunto y en forma individual sobre hechos, presencias y expresiones.

·         1. Fueron anfitriones el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, acompañados por el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y el de Uruguay José Pepe Mujica. Cristina y Lula han dado suficientes muestras de sus acciones por construir en sus países sociedades más justas e independientes (aún con todas las críticas que se les puedan realizar). Fernández integra un gobierno que ganó levantando banderas similares a las de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina. Mientras que Mujica, llegó con el voto liderado por el FA (Frente Amplio), y supo tener un discurso histórico en la ONU.

·         2. El mensaje hacia el país, la región y el mundo –desde la organización del evento- es claro: existen coincidencias regionales para defender gestiones progresistas. Inclusive el propio Lula fue el encargado de enumerar a los mandatarios que en Sud América buscaron transformaciones en años anteriores y presentes.

·         3. La Plaza de Mayo fue colmada por cientos de miles de asistentes como habían reclamado Máximo Kirchner (y millones siguiendo el acto televisivamente), respaldando al actual gobierno. Un dato no menor, cuando semanas atrás se produjeron elecciones legislativas donde el oficialismo peronista no tuvo un buen resultado.

·         4. Lo observado en la Plaza fue un ambiente festivo, de esperanza, de militancia, de apoyo. Muy lejos de los discursos y mini-movilizaciones que (tras perder el gobierno en 2019) lleva adelante la oposición neoliberal, derechista y antiperonista. Fue una Plaza de amor, ante las claras expresiones de odio, racismo y resentimiento.

·         5. Alberto Fernández ganó en 2019 con una propuesta. A poco de asumir, la pandemia trastocó el país, la región y el mundo, y esa propuesta debió quedar relegada ante la necesidad de enfrentar la pandemia. Este acto parecería que puede convertirse en la bisagra, donde el gobierno peronista supera la etapa pandémica y (con cuidanos aún), inicia realmente la etapa para cumplir con las propuestas de gobierno por las que triunfo en 2019.

·         6. La presencia en el escenario, juntos a los cuatro políticos, de representantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, demuestran que el Memoria y Justicia sigue tan vigente como en 2019 y años anteriores.

·         7. El mensaje de Cristina Fernández fue de claridad y compromiso. Lo hizo en forma pública, porque es lo que sostiene en reuniones privadas con quienes conducen el FDT (Frente de Todos) gobernante. Si alguno lo tomó como un ‘apriete público’ para el presidente, es tema de cada uno. Cristina dijo de manera pública lo que sostiene y defiende en privado. De esa forma nadie se debe dar por sorprendido.

·         8. Ella fue contundente al manifestar: “Presidente, yo sé que tenemos muchas dificultades, pero siempre digo que ante las grandes adversidades grandes acciones”. Lo que significó pedir decisiones de importancia.

·         9. Cuando le dijo al mandatario “que los partidos le digan al FMI que no se va a aprobar ningún acuerdo que no contemple la recuperación de la economía”, le envió un mensaje a propios y extraños (en el país y el exterior).

·         10. La vicepresidenta no se negó a llegar a un acuerdo con el FMI, pero reclamó ‘ayuda’ de dicho organismo (y de quienes corresponda) para que “cada dólar que se encuentre en el exterior”, producto de la fuga de capitales durante el gobierno de Mauricio Macri “se lo lleve para pagar la deuda con el Fondo”. Un auténtico desafío político, ético y moral para los poderosos del mundo. Cristina les dijo que ese dinero robado iría directamente para pagarle a ellos.

·         11. Cuestionó la ‘ayuda’ fondomenetarista a Macri: “El FMI le soltó la mano al gobierno naciente de la democracia, pero no lo hizo con el que vino después de nosotros, al que le pusieron toda la tarasca”. Agregando: “Pusieron 57 mil millones de dólares para ganar las elecciones y no pudieron torcer la voluntad del pueblo”.

·         12. El presidente Alberto Fernández aseguró que "la Argentina del ajuste es historia... no se negociará nada que signifique poner en riesgo el crecimiento y el desarrollo social" del país.

·         13. Ante la anterior expresión de la vicepresidenta, el mandatario ‘respondió’: "Tranquila Cristina, no vamos a negociar nada que ponga en riesgo eso; no tengas miedo".

·         14. Frente a una multitud que vivaba las expresiones de defensa del proyecto nacional y popular y repudiaba al FMI y al macrismo, Fernández dijo: "Muchas veces el FMI le soltó la mano a presidentes argentinos y así puso en crisis la institucionalidad de la Argentina... si el FMI me suelta la mano, voy a estar tomado de la mano de cada uno de ustedes, de cada argentino y de cada argentina".

·         15. Fernández reivindicó el pago de la totalidad de la deuda externa con el FMI en 2005 (hecha por el presidente Kirchner), asegurando que los gobiernos peronistas “no somos los que no queremos pagar deuda, tampoco somos los que la tomamos, somos los que tenemos que hacernos cargo de la deuda que nos dejan a nosotros”.

·         16. Coincidiendo con la reivindicación que hizo Cristina por los que lucharon, los perseguidos, los desaparecidos, Fernández señaló que “bajo el rótulo de los libertarios aparecen los xenófobos. La democracia es también no olvidar a los genocidas y a los que nos endeudaron”.

Un dato de importancia que para algunos puede pasar desapercibido ha sido el respeto y apoyo que recibieron Lula y Mujica, cuando fueron presentados, cuando hablaron y cada vez que fueron aludidos. Sin embargo, ello no puede sorprender a ningún peronista, porque todo líder que en su país defienda los intereses nacionales y populares, ha tenido, tiene y tendrá el reconocimiento inmediato y permanente del pueblo peronista.

Ello no responde al accionar de los medios hegemónicos (que permenentemente los atacan y destratan), sino a que dentro del peronismo sigue latiendo el reconocimiento al derecho de cada país a construir su propio futuro; al no injerencismo; y fundamentalmente, al anhelo de construir la gran patria americana, y al anti-imperialismo.