Lun. 21. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Por el país

FABBRO INTEGRA LA LISTA DE ABUSADORES

FABBRO INTEGRA LA LISTA DE ABUSADORES

Tras la condena judicial...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Días atrás el Tribunal Oral Criminal n° 12 condenó a 14 años de cárcel a Jonathan Fabbro por violar y corromper a su ahijada; decisión de los tres jueces.

En el fallo se expresa: "Justamente es Fabbro quien se impuso sexualmente a su ahijada, que –hasta entonces- no había experimentado ni poseía intereses sexuales, provocando así de manera ilegítima la aparición traumática y pervertida de la expresión de la sexualidad. Lo que tradicionalmente se identificaba como 'precoz' y hoy es visto como una iniciación ilegítima, sin otro componente que la búsqueda de parte del sujeto activo de satisfacer su deseo sexual aún a costa de la afectación del libre desarrollo de la personalidad del niño".

La causa insumió 2 años de investigaión, 9 cuerpos de expedientes y más de 1.700 fojas. Participaron más de 20 testigos con  familiares de Fabbro que, en su defensa, atacaron el relato de la menor (afirmando que mentía).

Sin embargo, para la justicia ella no mentía. Lo que fue ratificado por dos psicólogos del Cuerpo Médico Forense que evaluaron su declaración en cámara Gesell. Descartaron cualquier elemento de fabulación y aseguraron que presentaba el daño compatible con un abuso sexual.

Se pudieron incorporar a la causa, chats, capturas de pantalla, y una conversación de WhatsApp de Fabbro con la menor. "Mandá fotos", pedía el ahora condenado.

Para verificar que no hubo manipulación de esta prueba, intervino un perito de la División Análisis de Investigaciones Especiales de la Policía de la Ciudad que analizó el iPhone de la víctima.

La defensa del jugador, a cargo del abogado Federico Albano, se centró en intentar atacar el relato de la víctima (por refutación de factores como tiempo y lugar). Pero eso solo ha quedado como un “detalle”.

Hubo un hecho clave, donde intervino una valija perdida. Y sobre este suceso, la víctima la relató en su cámara Gesell. Contó que "ella viajaba en asiento del acompañante, mientras Jonathan conducía. Agregó que en un determinado momento, cuando se encontraban cerca de una plazoleta o rotonda, él decidió detener el auto". También viajaba en el auto otra menor (del entorno directo de Fabbro).

Los jueces terminaron por cuestionar al abogado defensor y a la familia del condenado: "En definitiva, las impugnaciones en que sustentó la defensa su alegato, así como alguna de las reflexiones de los familiares propuestos como testigos por la parte que declararon en el juicio, sólo se han reducido a un vano y pobre intento de tapar el sol con las manos, acudiendo a especulaciones débiles, simplistas y rudimentarias, en el afán de neutralizar el irrefutable cuadro".

La primera alarma en la familia de la víctima llegó en 2017, cuando su hermano Agustín detectó los chats en el teléfono y logró que la ahijada del jugador le contara todo en un audio que se convirtió en una de las  pruebas centrales. Agustín declaró también en el juicio: aseguró que Fabbro intentó avanzar sobre su novia de 14 años con un mensaje en Facebook.

El futbolista, que jugara en el país para Boca Juniors y River Plate, tras escuchar la condena regresó a su celda en el sector de agresores sexuales del penal de Marcos Paz.

A partir de ahora (y tras una muestra de sangre para registrar su ADN), pasa a integrar la nefasta lista de de abusadores (del Ministerio de Justicia). En este listado ya se encuentran dos personajes conocidos por la sociedad argentina como lo son los condenados Julio César Grassi y Jorge Luis Mangeri.