Sab. 21. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

EEUU: O CUANDO LOS VOTOS NO ALCANZAN

EEUU: O CUANDO LOS VOTOS NO ALCANZAN

El sistema electoral estadounidense permite que medio millar de personas elijan el presidente...

SANTA FE-ARGENTINA  Por décadas, el poder político y comunicacionales estadounidense se ha presentado como “el ejemplo” democrático mundial. Inclusive han instalado que la segunda gran guerra fue el triunfo (de ellos) de “la democracia en el mundo”.

En los últimos tiempos, con George W. Bush y Barack Obama a la cabeza, se encargaron de invadir naciones con el “justificativo” (¿?) de “llevarles la democracia”.

Pero las ironías de la vida tienen cosas que resultan inverosímiles. Tanto que una candidata puede ganar la elección presidencial, aventajando por más de 3 millones de votos a su rival, pero éste es el que ahora gobierna.

Ocurre que la “democracia” estadounidense es muy particular. Porque los ciudadanos no tienen obligación de concurrir a votar. Y además, al votar no eligen presidente, sino “electores”.

O sea: representantes de cada Estado que luego elegirán al presidente. Un país de 260 millones de habitantes, en manos de 535 personas (¡).

Cada Estado (según la cantidad de habitantes), dispone de una determinada cantidad de “electores”; así lo determina la Constitución. Para ser presidente se necesitaba contar con apenas 270 votos (una mayoría del número total de los 535 senadores y congresistas, más 3 del Distrito Federal de Washington). Así, Donald Trump se convirtió en nuevo mandatario al lograr 306 votos (frente a los 232 de Hillary Clinton).

Para entender mejor las ironías del sistema, merece la pena detenerse en los votos de los delegados de cuatro estados, Wisconsin, Michigan, Pensilvania y California. El nuevo presidente ganó todos los votos de los delegados de tres de los estados –Wisconsin, Michigan y Pensilvania, con un total de 46 delegados entre los tres– y lideró el voto popular (el voto ciudadano) con una diferencia de 80.000 votos populares sobre su adversaria. Clinton ganó California con sus 55 delegados, y el voto popular con una diferencia de más de 4 millones de votos de la población.

Es la segunda vez en 16 años que un candidato a presidente gana las elecciones con menos votos populares que su contrincante. Al Gore obtuvo medio millón más de votos populares que George Bush en 2000, pero perdió en los votos de los delegados de los estados, 271 frente a 267.

Por qué California tiene 55 delegados y Wisconsin tiene 10? Porque ello representa el número de distritos (y congresistas que cada estado manda a Washington), a los que hay que agregar los 2 senadores por Estado. California está representada por 53 diputados en la Cámara Baja de Washington, y Wisconsin está representado por 8 más los 2 senadores...

Estos dos senadores son elegidos en todos los estados con independencia del número de habitantes tal y como está previsto en la Constitución. Wyoming (con sus 2 senadores y un congresista) con una población de 600.000, aporta 3 delegados (1 por cada 200.000 personas). California tiene 55 delegados (con una población de 39 millones); lo que significa, un delegado por cada 700.000 personas).

Bush ganó en el 2000 las elecciones porque sumó 10 Estados más que Al Gore (30 a 20), con la ventaja de acumular 20 delegados más. Los Republicanos casi siempre ganan más estados que los demócratas. A Trump le han sobrado delegados, y ha ganado en 31 Estados.

Podrá cambiarse esta sistema electoral alguna vez...? Difícil. O más certeramente: imposible. Para cambiar la Constitución hace falta ganar una votación en las dos cámaras; la aprobación del presidente; y como si ello fuera poco, la aprobación de 3/4 de los... 50 Estados. Alguien piensa que alguno de los Estados menos poblados (como Montana, Wyoming, Dakota del Norte, y 25 más...) van a cambiar algo que los favorece...?