Sab. 17. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

MOURINHO Y LA TENSIÓN EN EL MANCHESTER

MOURINHO Y LA TENSIÓN EN EL MANCHESTER

Rara forma de manejarse...

LONDRES-INGLATERRA  (PrensaMare)  El paso del entrenador José Mourinho por el Manchester United, no fue de lo mejor; y todavía se recuerdan los momentos de tensiópn que él generaba.

En su última pretemporada que el United hizo en Estados Unidos, aprovechó para darle oportunidad a los jóvenes, aprovechando que los jugadores más destacados del plantel continuaron de vacaciones ‘extra’ (luego de haber asistido al Mundial de Rusia 2018).

Allí los juveniles se dieron cuenta que el portugués era ‘difícil’ de sobrellevar. Algunos de estos jugadores no cruzaron palabra alguna con Mourinho durante los 15 días de entrenamiento. Jamás les dirigió una palabra.

Los responsables de comandar esos entrenamientos eran Kieran McKenna y Michael Carrick, mientras que Mourinho prácticamente no opinaba.

Con una desagradable soberbia, los llamaba "niños", no refiriéndose a ninguno de ellos ni por su nombre, ni por su apellido. Una diferencia sustancial, cuando se dirigía a los jugadores profesionales del plantel. Para los jóvenes, ese destrato del conductor fue una situación degradante. 

Inclusive se dieron... : situaciones pésimas. Una de ellas, el no permitirle a los juveniles acceder a la piscina o al área de baño de hielo si en ellas se encontraba algún futbolista del primer equipo. La otra, que pretendió llevar a los juveniles al área de menores de 9 a 16 años (un hecho que no le permitieron las autoridades superiores del club).

Una situación que les llamó poderosamente la atención era la desunión que reinaba en el plantel profesional. Tanto es así que lejos de funcionar como un equipo a la hora del almuerzo, los profesionales lo hacían de a grupos de a 3, en parejas o algunos –inclusive- en soledad.

Hubo comentarios internos refiriendo a que fue pésimo que estando Mourinho de vacaciones, dejó indicaciones para que Anthony Martial, Juan Mata, Luke Shaw, Ander Herrera, y Chris Smalling -del plantel superior-, entrenaran con el equipo juvenil.

Se notaba que las principales figuras del equipo no congeniaban con él; y lejos de tratar que esa situación cambiara, Mourinho mantenía y acrecentaba esa mala relación. Ello quedó evidenciado cuando –al conocerse que el club lo despidió-, la totalidad de esos profesionales se manifestaron alegres, y el estado de ánimo en el plantel cambió sustancialmente.

Uno de los que peor...: la pasó en el período que condujo el portugués fue el centrocampista Paul Pogba. No encajaba en el sistema de juego que sostenía Mourinho. Pese a ello el francés cumplió en los entrenamientos y en la relación dentro del plantel.

La (esperada) salida de Mourinho del Manchester United se produjo en diciembre de 2018. Esa forma conflictiva de manejarse y de marcharse, le impidió conseguir club al cual derigir (pese a que su representante hizo infinidad de contactos). En agosto de 2019 se sigue desempeñando como comentarista deportivo.