Dom. 03. Jul 2022, Santa Fe - Argentina
Asia

EEUU: QUÉ HACEMOS CON CHINA...?

EEUU: QUÉ HACEMOS CON CHINA...?

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (PrensaMare)  El título no es simplemente un sencillo interrogante, sino la verdadera incógnita que atrapa a toda la clase dirigencial del imperio estadounidense.

Ocurre que los años pasan, y las diferentes maniobras llevadas adelante desde dicha potencia, no logran contener el avance y crecimiento chino en todo el planeta.

En los últimos tiempos han tratado de evitar que China expanda su influencia en Oriente Medio. Para ello, Washington recurrió a presionar y extorsionar a sus aliados de dicha región. Pero a la hora de mirar los resultados, ellos son más que magros.

En las últimas semanas existió un manifiesto disgusto desde el entorno del presidente Joseph Biden porque los Emiratos Árabes Unidos continúan avanzando en una estrecha relación con Beijing.

El tema llegó a tal ‘tirantez’, que en Abu Dhabi están re-considerando si continúan o suspenden las conversaciones con Washington sobre la compra de aviones de combate F-35, como de otro tipo de armas de fabricación estadounidense.

Luego que los Emiratos normalizaran sus relaciones diplomáticas con Israel, el presidente Donald Trump tuvo para con ellos ‘el reconocimiento’, de firmar un contrato de venta de armas (de EEUU y los EAU).

Tal acuerdo le posibilitaría al pequeño país asiático en ser el único país árabe en disponer de aviones de combate furtivos F-35, drones MQ-9B Reaper y otros equipos estadounidenses de última generación.

Inesperadamente para Biden, el 15 de diciembre de 2021, la embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Washington dijo oficialmente que las restricciones operativas y el análisis de costo-beneficio habían llevado a una reevaluación del contrato para la compra de los aviones.

Además, se conoció que los EAU dieron la orden de comprar 12 helicópteros militares franceses y 80 aviones de combate Rafale (para sustituir a los 35 aviones de combate Mirage 2000).

En el año 2011, Francia se opuso a la solicitud de los EAU de comprar aviones Rafale debido al requisito de Abu Dhabi de realizar modificaciones en el avión para satisfacer las necesidades del reino.

Pero la situación ha cambiado (de aquél año a los presentes tiempos). Australia canceló sorpresivamente el contrato de compra de 12 submarinos franceses (y se los comprará a estadounidenses); frente a ello, el presidente Emmanuel Macron aceptó las condiciones de los Emiratos Árabes Unidos.

Es sabido que el poder monárquico emiratí está íntimamente ligado al poder estadounidense, y no piensan tomar distancia política o ideológica de Washington. El tema es que las presiones tienen un límite, y EEUU –al parecer- lo ha superado. Por ello Abu Dhabi (que depende del apoyo militar estadounidense), decidió mostrar una suerte de ‘independencia’ y busca ejercer su derecho a mantener relaciones con otros países; inclusive China.

Ocurre que al poder emiratí le ha molestado que EEUU cambiara su estrategia y decidiera reducir su presencia en Oriente Medio y centrarse en el Este de Asia.

Un tema que llama...

La atención estadounidense es el creciente intercambio económico de los Emiratos con China. Tanto es así que en 2021 las relaciones comerciales superaron los 49.000 millones de dólares (un aumento del 37% con respecto al 2020). Sin olvidar que más de 6.000 empresas chinas están radicadas en suelo emiratí, y que allí viven más de 300.000 ciudadanos chinos.

La arrogancia estadounidense...

Llevó a que públicamente le ‘exigieran’ a las autoridades de los Emiratos que ‘eliminasen’ a la empresa china Huawei de la red 5G del país. Por otra parte han ejercido fortísimas presiones para impedir la construcción de una base china en el puerto Jalifa de Abu Dhabi.