Mar. 13. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Por el país

LOS TRABAJADORES Y LA INFLACIÓN 2018

LOS TRABAJADORES Y LA INFLACIÓN 2018

Los análisis indican que se asiste a un año que por su dureza superará los peores presagios...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Este año de 2018 es durísimo para los asalariados (jubilados, pensionados y quienes realizan changas). Porque su capacidad de compra continúa cayendo mes a mes, desde diciembre de 2015, pero se ha acelerado en el corriente año.

Un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) cita que la inflación de agosto se ubicó en el 4,3%. El valor más alto desde abril de 2016. El poder adquisitivo se ubicó en su peor momento desde 2010, con una caída del salario real del 11,7% (entre noviembre de 2015 y agosto de 2018).
El relevamiento y análisis lo hizo el organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). La inflación registrada en agosto fue del 4,3% en agosto, “el valor mensual más alto desde abril de 2016".
En lo que va del año, “el aumento de precios acumulado registra un alza del 24,5%". El incremento comparado agosto de 2017 con el actual es del 34,1%.
Así se tiene un incremento de precios superior al 40% en 2018. Nicolás Trotta, Rector de la UMET, sostuvo que "la inflación se acelera y es la tercera más alta en toda la gestión de Macri, y lo más preocupante, es que es el peor mes en cuanto a la caía de capacidad de compra del salario. El poder de compra de los trabajadores es el peor en 8 años, lo que confirma meses de tensión distributiva en un proceso inflacionario muy complejo".
Las áreas que más registraron los aumentos son: Transporte y Comunicaciones con un 6,9% (por suba en subtes y naftas), Salud (6,2%) y Educación y Equipamiento del Hogar (5,4%); mientras que también sobresalen Alimentos y Bebidas (4,5%), Vivienda (4,5%); a su vez se mantuvo estable Indumentaria y Calzado (+0,4%) y bajó Esparcimiento (-1,1%).
Para
Víctor Santa María, Secretario de Estadísticas de la CGT, "la proyección de inflación nos lleva a prever que el 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016. Esto confirma el rotundo fracaso de la política anti inflacionaria del gobierno y un descontrolado aumento de precios, que incluye tarifas de servicios domiciliarios que se han vuelto prohibitivas".