Vie. 21. Set 2018, Santa Fe - Argentina
De todo

PARA BUSCAR EL ARA SAN JUAN

PARA BUSCAR EL ARA SAN JUAN

Una nueva nave (y tripulación) ha sido contratada para buscar el submarino desaparecido...

MAR DEL PLATA-ARGENTINA  El 6 de septiembre llegó a aguas argentinas el buque Seabed Constructor (de bandera noruega) que retomará la búsqueda del submarino ARA San Juan (desaparecido en noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo).

La nave a utilizarse pertenece a la empresa estadounidense Ocean Infinity. Se trata de la misma que estuvo a cargo de la búsqueda del Boeing 777-200 del vuelo MH370 de Malaysia Airlines (desaparecido en 2014 con 239 personas a bordo).

Es un buque del año 2014 para el suministro de provisiones con 115 metros de eslora. El contrato del Gobierno argentino con Ocean Infinity fue negociado a través del Ministerio de Defensa, y establece que la compañía cobrará el pago del trabajo en caso de lograr un resultado positivo. Para ello establecieron un tiempo mínimo de búsqueda de 60 días operativos.

El buque cuenta con el equipamiento sofisticado para esta operación. Utilizarán 5 AUV (vehículos autónomos submarinos) con autonomía para sumergirse durante 45 a 60 horas y hasta 6.000 metros de profundidad.

Acompañando a la tripulación habrá una comisión de cuatro familiares de los tripulantes desaparecidos del submarino, citados como observadores a bordo, y dos profesionales de la Armada argentina, también como parte del contrato.

Es la primera vez que los familiares formarán parte directa de las búsquedas como observadores a bordo.

La tripulación del Seabed Constructor tomará como base referencial la información suministrada por todas las operaciones de búsqueda de noviembre y diciembre de 2017 de la que tomaron parte la armada de Estados Unidos y la de Rusia.

El buque posee tripulantes de distintas nacionalidades que llegan por vía aérea. Varias autoridades de la Armada argentina llegaron a Comodoro Rivadavia. La búsqueda se iniciará con el estatus de 'buque militar' y desde el puerto de esta ciudad patagónica. Estará exento del pago de tarifas portuarias (como ocurriera con los buques de Rusia y Estados Unidos).