Dom. 25. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

NUEVA EJECUCIÓN EN ALABAMA

NUEVA EJECUCIÓN EN ALABAMA

La víctima careció de derechos religiosos...

LOS ANGELES-EEUU  En el estado de Alabama (EEUU) fue ejecutado con una inyección letal, Domineque Ray. Estaba condenado a muerte por la violación y asesinato de una mujer (de 15 años en 1995) y de 2 hermanos por no unirse a su pandilla (en 1994).

Era un afroamericano de 42 años; muerto a las 22 y 12 hora local en la prisión Holman de Atmore. Era musulmán.

En medio de ello exisitó una dura batalla legal (resuelta por el Tribunal Supremo), pues Ray denunciaba que el estado de Alabama violaba sus derechos religiosos como musulmán al no permitir a su imán asistirle en la cámara letal.

Alabama permite que un sacerdote cristiano (que trabaja para su sistema penitenciario) asista en las ejecuciones.

Los tres crímenes no habían podido ser esclarecidos en su momento, hasta que en 1997, el cómplice de Ray experimentó un "despertar espiritual" y los confesó a las autoridades. Fue allí que detuvieron a Ray.

En febrero de 1999 fue condenado a cadena perpetua por los asesinatos de los hermanos Mabins, y meses después a muerte, por el crimen contra la joven. El cómplice cumple cadena perpetua por su rol en los tres crímenes.

La ejecución de Ray fue la segunda de este año en Estados Unidos y la número 1.492 desde que la pena de muerte fue restituida en 1976 (Alabama suma un total de 64).

Lo cierto fue que ni aún en el último momento de su vida, Ray pudo disponer de un contacto con el imán.