Jue. 21. Ene 2021, Santa Fe - Argentina
De todo

DEBEN SUMINISTRAR CDS A UN PACIENTE

DEBEN SUMINISTRAR CDS A UN PACIENTE

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  La Justicia Federal ordenó al Sanatorio Otamendi a suministrarle dióxido de cloro (CDS) intravenoso a un paciente de coronavirus. Se encuentra internado en grave estado.

De esta forma, hizo lugar a una cautelar presentada por la familia del enfermo; y el fallo ha conmocionado a la comunidad médica porque se trata de una sustancia potencialmente tóxica, peligrosa para la salud, que no tiene eficacia demostrada en el tratamiento de Covid-19 y que no cuenta con la autorización de la Anmat.

El juez federal Javier Pico Terrero determinó que el paciente Oscar Jorge García Rúa sea tratado con nebulizaciones de ibuprofeno de sodio y de dióxido de cloro (indicación que había dado el neurocirujano personal del hombre, Dante Conver. La familia del paciente presentó la medida judicial y pidió una resolución urgente.

El fallo indicó que el Otamendí debe “garantizar la implementación de los tratamientos prescriptos por su médico tratante”. La sustancia había sido rechazada por la Asociación Toxicológica Argentina, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, la Sociedad de Toxicología y Ambiente Córdoba y la Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental, entre otras.

Desde las sociedades científicas declararon: “Recomendamos NO consumir dióxido de cloro ni clorito de sodio como tratamiento o profilaxis de la covid-19”. También aclararon que las concentraciones permitidas de dióxido de cloro para usos relacionados con agua o bebidas “son miles de veces menores a las recomendadas como terapéuticas o profilácticas de la covid-19”.

“Me preocupa que un juez ordene un tratamiento médico y que además ese tratamiento no esté autorizado por el Ministerio de Salud de la nación, ni por ningún Ministerio de Salud del mundo, me parece mucho más preocupante”, declaró Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández.

El toxicólogo explicó que el uso de dióxido de cloro provoca alteraciones digestivas, úlceras, gastritis, vómitos, diarreas y todo tipo de alteraciones del tracto digestivo. “Por vía intravenosa, como se indica en este caso, es mucho más grave; es agregar un cáustico en sangre”, opinó.