Jue. 21. Ene 2021, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL APOYO SECRETO DE ISRAEL A LA DICTADURA DE MARRUECOS

EL APOYO SECRETO DE ISRAEL A LA DICTADURA DE MARRUECOS

MILANO-ITALIA  (especial para PrensaMare)  En diciembre 2020 se informó al mundo que Marruecos e Israel ‘normalizaban’ sus relaciones diplomáticas bilaterales. EEUU fue el principalísimo festejante de ello, junto a las autoridades israelíes.

Sin embargo, el mismísimo canciller marroquí lo dijo claramente: no se trataba de una normalización, sino de una reanudación normal de las relaciones entre Marruecos e Israel.

De allí que este hecho público no llama la atención. Marruecos es el único país musulmán que reconoce su parte de judaísmo en su constitución. Durante la segunda gran guerra, el rey Mohammed V defendió a su comunidad judía contra las leyes antisemitas del régimen de Vichy; ello le valió la veneración de los judíos marroquíes.

Inclusive (pese a que a inicios del 2000 se cerraron las oficinas de enlace), los judíos son súbditos marroquíes por derecho propio. Pero en medio de un supuesto enfriamiento o distanciamiento de relaciones, el reino alauí y el poder gobernante israelí mantenían relaciones secretas y frluídas. El aporte de Israel era a nivel de inteligencia, seguridad, defensa y diplomacia.

Tanto es así que…

Los israelíes ayudaron a Marruecos a obtener armas y equipos militares provistos por terceros países, aprotándode enseñanazas y conocimientos técnicos a los militares marroquíes. El poder desde Tel Aviv ha sido tan poderoso e influyente que fueron ellos quienes aconsejaron y organizaron la maniobra del rey Hassan II de la Marcha Verde en el Sáhara Occidental.

Pero no solo se quedaron en ello, sino que propusieron e idearon el Muro de Protección en los territorios de Río de Oro y Saguia El Hamra (luego colonizados por Marruecos). También ayudaron a los marroquíes a construir el muro de arena inspirado en la línea Bar-Lev (una cadena de fortificaciones militares construida a lo largo de la costa del Canal de Suez tras la conquista. del Sinaí).

Otro dato no menor y que muestra el esta de estrechamiento y colaboración israelí, fue que su agencia de inteligencia, el Mossad ayudó a Marruecos a asesinar en París, con la complicidad de los servicios franceses, a Mehdi Ben Barka. Éste era un líder opositor, totalmente enfrentado al rey Hassan II (a solo 5 años de asumir al trono).

También, fue el…

Propio Hassan II quien autorizó la emigración masiva de judíos marroquíes a Israel (alrededor de un millón), y eso ayudó a que el Ejército israelí, ganara la guerra de 1967. En este sentido, Hassan II (luego de hacer un acuerdo secreto con el premier israelí David Ben Gurion) contradijo la decisión de su madre de 1959 –Mohammed V-, y permitió la emigración de marroquíes judíos hacia Israel.

Por contrapartida, las autoridades marroquíes actuaron colaborativamente para acercar las relaciones entre Israel y Egipto.

Es bueno agregar que esa salida de marroquíes de cultura judía (hacia Israel) le reportó a Marruecos un buen negocio, pues Israel abonó un canon por cada inmigrante recibido. Además le hizo entrega de equipamiento militar que Marruecos luego usó contra Argelia en 1963; a ello se agregó el entrenamiento de fuerzas de seguridad y constantemente le dio apoyo para diferentes operaciones de inteligencia.

En el año 1965…

Se realizó en Marruecos una cumbre con líderes árabes, donde –entre otros temas- se analizó la posibilidad de una guerra contra Israel. El aporte marroquí aparentemente fue pro-árabe, pero lo cierto fue que le permitió al Mossad instalar equipos de escuchas telefónicas en las salas de reuniones y habitaciones privadas de tales líderes…

En base a dicha información, Israel se anticipó y en 1967 desencadenaron su acción de la Guerra Preventiva de los Seis Días en 1967.

Para quienes busquen más información respecto a esta traición de Hassan II, se puede recurrir a lo develado en el 2016 por el general Shlomo Gazit, que fuera jefe de inteligencia militar israelí (entrevista con Yedioth Ahronoth).

Una mano lava a la otra…

Tras la ayuda brindada por Marruecos a Israel para espiar a los líderes árabes, Hassan II (con información vertida por la inteligencia israelí), el monarca pidió la ayuda para asesinar a Mehdi Ben Barka. En ese sentido, la información del Mossad había sido la de aportarle a la inteligencia marroquía datos, e informaciones (reales o no) sobre la peligrosidad del dirigente opositor.

Para esta operación, el Mossad primero logró ubicar a Ben Barka. Luego lo operó (sin que él se diera cuenta), para que viajara a París (Francia). Fue allí que lo entregaron a los agentes marroquíes, para que lo asesinaran. Un escdalo hecho que además, contó con la complicidad de los servicios franceses (que enterados de lo que se produciría, no lo impidieron y hasta fueron: espectadores)…

Todos estos hechos han sido investigados y documentados por Ronen Bergman que publicó en 2018 un libro sobre este hecho.

Cuando Israel decidió…

Avanzar en un acercamiento y amistad con Egipto, eligió a Hassan II, para que cumpliera un importante papel. Fue así que en 1977, él intercedió entre las partes para acercarlas y que llegaran a una normalización entre Israel y Egipto. Tanto, que en Rabat (Marruecos) se hicieron varias reuniones secretas entre los asesores de Menachem Begin y Anwar Sadat. Fue así que luego se desembocó en el famoso primer acuerdo de paz entre Israel y un estado árabe. Luego de esta servicial participación, Israel se encargó de convencer a Washington para que le dieran ayuda militar a Marruecos.

Como se puede observar el tan mentado logro de Donald Trump en cuanto a que logró que otro país árabe se amigue con Israel, es solo un montaje de Washington (y de Tel Aviv). Lo sustancial, ya existía desde hace décadas.