Sab. 23. Feb 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

ONU: VARIOS DECIDIERON NO IR

ONU: VARIOS DECIDIERON NO IR

Como si el tema no tuviera importancia...

MILANO-ITALIA  El Pacto Mundial para las Migraciones de la ONU divide a los gobiernos. Por ello la Cumbre de Marrakech (que se inaugura el 11) ya tiene notable ausencias.
Se ha preparado un acuerdo (que se firmará en dicho encuentro) que no es vinculante, muy buscado por la ONU, que intenta dar una respuesta global al problema de la migración.

Esta cumbre debía reunir a 190 países firmantes del Pacto adoptada en julio en Nueva York, pero se sabe que varios no estarán presentes, especialmente europeos.
Los 27 miembros de la Unión Europea, que habían hablado durante mucho tiempo de negociaciones "a una sola voz", ahora están divididos. Porque algunos países, sobre todo del este, consideran que se produciría una injerencia en las políticas nacionales. Inclusive ellos no asistirán, pese al llamamiento de la UE.
El primero en retirarse del Pacto, en 2017, fue Estados Unidos. Luego, en julio, lo hizo Hungría, con el Primer Ministro Vitkor Orban a la cabeza. Los principales renunciantes a asistir fueron los integrantes del grupo de Visegrad: República Checa, Eslovaquia, Polonia y luego Austria, Bulgaria, Croacia, Israel y Australia.
Suiza anunció que no irá, a espera de una decisión del Parlamento. La misma posición fue asumida por Italia (que también había firmado el documento en Nueva York).
Se trata de una aprobación que es una “declaración de intenciones”, no vinculante y sin efectos legales; pero igualmente ha generado grandes desacuerdos.

En Italia, la derechista y racista Lega Nord (Liga Norte) está en desacuerdo. El Ministro del Interior, Matteo Salvini (líder de dicha fuerza), dice que se opone porque, según él, el Pacto pondría a "los llamados inmigrantes económicos y refugiados políticos" en el mismo nivel.

Mientras que en oposición a ello están el Premier, Giuseppe Conte, el Ministro de Relaciones Exteriores, Enzo Moavero Milanesi, y el presidente de la Cámara de Pentastellato, Roberto Fico. Mientras que Luigi Di Maio prefirió posponer la decisión a las Cámaras. De allí la no presencia italiana en Marrakech.
El pacto provocó una crisis en Bélgica, pues el primer partido de la coalición, N-Va (la Alianza flamenca de derecha), retiró a sus ministros del gobierno en contraste con la decisión del premier Charles Michel de viajar a Marruecos para suscribir el acuerdo. La N-Va solicitaba "por lo menos la abstención sobre el pacto". Michel conduce ahora un gobierno de minoría, camino a las elecciones legislativas de mayo de 2019.
El documento del Pacto Mundial fue negociado durante 18 meses y habla de inmigración "disciplinada, segura, regular y responsable", estableciendo 23 objetivos que deben cumplirse. Pero el principal desafío es aquel de crear una red internacional para la recepción de migrantes y refugiados.

Se estima que son 258 millones de migrantes los existentes en todo el mundo (el 3,4% de la población total). La ONU considera que desde el 2000 hasta noviembre de 2018 se produjeron 60.000 muertos, en el mar, el desierto o en cualquier otro lugar entre los migrantes. Tras votarse en la cumbre, el documento irá a la Asamblea General de la ONU para su posterior aprobación.