Mar. 18. Jun 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

DECISIÓN DE LENIN MORENO, CAUSA VERGÜENZA

DECISIÓN DE LENIN MORENO, CAUSA VERGÜENZA

Lo envió a ser atrapado por fuerzas de seguridad...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMareEl mandatario ecuatoriano Lenin Moreno decidió ‘entregar’ a su asilado Julian Assange. Un hecho que indigna y causa vergüenza mundial.

No es la primera actitud de similares características de un gobernante que apenas asumido, traicionó a su mentor, Rafael Correa, y lo votado por los ecuatorianos.

Ahora abandonó a su suerte al perseguido periodista, quitándole el derecho al asilo, para congraciarse con las políticas de las potencias occidentales.

Assange, fue expulsado de la embajada de Ecuador en Londres, en la mañana del jueves 11. Fue una decisión tomada por Moreno, quien –orgullosamente-, se encargó del anuncio.

Una nueva acción del mandatario ecuatoriano que busca a través de la entrega de Assange (fundador del denunciador medio WikiLeaks), para estar más alineado con el eje Washington-Londres. De manera tal de alejar a su país de las políticas antiimperialistas de su antecesor, Correa.

Tras ser entregado, fue apresado por fuerzas de seguridad británicas. Está acusado de un delito excarcelable, violar las condiciones de su libertad condicional, basada en una orden de captura del gobierno sueco (por una investigación de presuntos delitos sexuales). Es bueno agregar que la causa sueca ha sido archivada; y para más: Assange nunca fue acusado. Lo que evidencia que Assange soporta una persecución política.

Estados Unidos pidió la extradición de Assange para enfrentar cargos de traición y espionaje por la megafiltración de cables diplomáticos (conocida como Cablegate). Lo acusan judicialmente en Alexandria (Virginia, EEUU) por supuesto complot con su fuente, Chelsea Manning (para extraer los cables y darlos a conocer).

Por ello, Manning sufrió una condena a 35 años de cárcel, pero recibió el derdón de Barack Obama.

Con Donald Trump, la situación se agravó al publicarse en el sitio que dirige Assange: “Vault 7” (la mayor filtración de documentos de la CIA en la historia de esa agencia). Inmediatamente el poder estadounidense acusó a WikiLeaks no como un medio de comunicación, sino un “servicio de inteligencia hostil, no estatal”.

Trump reclamó la extradición de Assange y lo quiere enjuiciar (y condenar). Assange –es cierto- con la publicación de tanta información terminó quedándose solo. Los gobiernos occidentales (y los otros también) lo abandonaron.

Recibió halagos, y sus cables fueron reproducidos por miles de medios de comunicación del mundo, pero EEUU, la Unión Europea, Rusia, China… le dieron la espalda.

Soportó 6 años y 10 meses encerrado; vigilado, espiado, y a veces incomunicado. Ahora, Lenin Moreno ha logrado obtener una calificación de la que no podrá escapar jamás: “entregador”.