Jue. 21. Ene 2021, Santa Fe - Argentina
Política

PEROTTI Y LOS CAMBIOS PRE-ANUNCIADOS

PEROTTI Y LOS CAMBIOS PRE-ANUNCIADOS

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Es un secreto a voces que se acrcan cambios en el gabinete de Omar Perotti. Las limitaciones del mismo en sus pobres funcionamientos hace que el gobernador deba recurrir a ello.

El tema es que muchos ya anticipan que será un ‘cambiar algo para que nada cambie’. Y más allá que ello suene pesimista, los antecedentes del conductor y de quienes él elige para que lo rodeen, indican que mucho de ello podría suceder.

Dentro de la Casa Gris se venía hablando desde hace semanas sobre los inminentes cambios, en razón que existe un reconocimiento de insatisfacción de Perotti. El problema –posiblemente- esté en que él exageró respecto a lo que podía esperar de sus colaboradores.

Y ello se notó en los meses transcurridos en el 2020 y estos primeros días del 2021. Se dice que habría ‘cambiso de funciones’ para algunos, o lo que es lo mismo: que pasen de un cargo a otro. Y también algún llegado como ‘tapado’.

Y los nombres…?

Nada nuevo; nada sorpresivo. Roberto Sukerman (actual ministro de Trabajo) iría a Gobierno (ocupando el hueco dejado por Esteban Borgonovo). Tiene el respaldo de Agustín Rossi.

Juan Manuel Pusineri (el n° 2 de Trabajo), se convertiría en el ministro del área. Un santotomesino que en su momento fue puesto por el rossismo y el obeidismo como titular de la Junta Departamental capitalina (para que les garantizara un PJ cerrado…).

Mirando a Buenos Aires, Perotti le ofertó al Movimiento Evita el n° 2 de Gobierno; concretamente para que lo ocupe el ex diputado y secretario general del PJ de Rosario, Eduardo Toniolli…

El actual secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti, también podría verse jerarquizado…

La incógnita es saber si en este momento se producirá el cubrimiento del cargo de vocero del gobernador que está vacante tras la renuncia de Leonardo Ricciardino (se fue por: “cuestiones personales y de salud”, que pocos creyeron…).

Y además…?

Los analistas del peronismo consideran que Perotti aprovecha esta necesidad de otorgarle oxígeno a su alicaída gestión, para asegurar una suerte de alianza electoral interna, con vistas ya a las elecciones legislativas del 2021.

Si bien ha tratado de sobrellevar un estado quebrado dejado por el socialismo (y sus socios), el aislamiento que tiene el gobierno con la sociedad hace que nadie se de cuenta de lo (poco) bueno realizado. Una situación que se vio agravada por la pandemia, y por el jaqueo constante que la oposición (y sus asociados neoperonistas) le plantea desde la Legislatura.

Es bueno recordar que Borgonovo se marchó acusando al gobernador de no respaldarlo; tanto fue así que también pegó el portado su segundo, Arturo Gandolla. Perotti le pidió que siguiera hasta que asumiera el nuevo designado, pero se negó. Un saliente que había llegado con el principalísimo respaldo de la vicegobernadora Alejandra Rodenas.