Jue. 21. Ene 2021, Santa Fe - Argentina
Economía

EL 2020 Y LA MENTIRA DE LA “FUGA DE EMPRESAS” DE ARGENTINA

EL 2020 Y LA MENTIRA DE LA “FUGA DE EMPRESAS” DE ARGENTINA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Durante varios meses, sectores mediáticos y de la oposición intentaron instalar un de ruina y apocalipsis en el país.

Dentro de ello, afirmaban que las empresas escapaban, huían masivamente. La situación fue tan exagerada, mentirosa y repetida que desde el propio gobierno salieron a desmentirlo.

El Ministerio de Desarrollo Productivo calificó el supuesto éxodo como un mito. La cartera conducida por Matías Kulfas aclaró que "se ponen en la misma bolsa" de salida por políticas antiinversión a empresas que efectivamente anunciaron su alejamiento (como el caso de varias aerolíneas, completamente afectadas por el impacto de la pandemia: LAN Argentina, Air New Zealand, Qatar Airways o Emirates); las que anunciaron la búsqueda de un socio local (como Falabella); las que abandonan su operatoria en Latinoamérica y que pasaron a manos de otra empresa (como Glovo, absorbida por Pedidos Ya, y Brightstar que pasó a ser controlada por el grupo local Mirgor).

“En todos los casos el Estado pagó parte de los salarios de las empresas por medio del programa ATP cuando lo solicitaron", se informó desde el estado. Por el contrario de lo que se intenta instalar, el gobierno cuenta con un programa masivo de apoyo a la producción: "Es una política transversal a todas las empresas empleadoras, incluyendo como elegibles tanto a las grandes como a las pequeñas y tanto a las de origen nacional como transnacional".

Inclusive mientras el alarmismo cundía gracias a la operación de prensa de los principales multimedios, otras compañías anunciaban inversiones. Ocurrió con Volkswagen, Peugeot y Nissan. La empresa alemana anunció la fabricación de una nueva caja de transmisión MQ 281 (de 6 velocidades), con una inversión de 150 millones de dólares; aumentó su plan de producción a 850 unidades diarias; incorporó un tercer turno en su planta de Córdoba; e informó que (por un contrato ganado), hasta 2025 exportaría 400.000 unidades adicionales a Europa.

La japonesa Nissan informó que invertiría 130 millones de dólares en el período 2020-2021 para la nueva línea de producción de la pick up Frontier. Mientras que el Groupe PSA lanzó el nuevo Peugeot 208 y una plataforma global multienergética (CMP), que permite fabricar vehículos con propulsión ciento por ciento eléctricos, con una inversión de 320 millones de dólares.

Por otra parte…

La minera canadiense Lundin, anunció un desembolso de 3.000 millones de dólares para un proyecto de cobre, oro y plata en San Juan. Lo que se exportará a través de puertos argentinos (en Rosario) en lugar de chilenos. La cifra equivale al 54 por ciento del total de las inversiones que informó el Gobierno.

A su turno la refinería de origen brasileño Raizen, licenciataria de Shell, desarrollará una nueva línea de producción de combustibles, aumentando la capacidad de procesamiento en la refinería, la mejora de la eficiencia energética y la incorporación de nuevas prácticas ambientales.

A su vez la cervecera chilena CCU anunció inversiones por 4.500 millones de pesos en su planta de Luján. Su competencia, Quilmes, informó inversiones por 5.000 millones de pesos para producción local de marcas internacionales.

Frente a las mentiras…

Instaladas en el 2020, debe saberse que cuando sí se produjo la salida de empresas del país fue en el período 2016 y 2019, cuando gobernaba Mauricio Macri.

Sin pandemia y con una desinversión generalizada y achicamiento de la economía, los datos de la AFIP son contundentes. Alrededor de 25.000 empresas desaparecieron entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019. Estos números no se veían desde la crisis de 2001-2002.