Mie. 25. Nov 2020, Santa Fe - Argentina
África

TERRORISMO, DROGAS Y DESESTABILIZACION EN AFRICA

TERRORISMO, DROGAS Y DESESTABILIZACION EN AFRICA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  El discurso instalado por la prensa occidental ha sido que grupos guerrilleros en América estaban relacionados con el narcotráfico. Se ha insistido y divulgado durante tanto tiempo y en tantos medios importantes, que ello ha quedado instalado como una (supuesta) verdad.

Pero lo cierto es que quien siempre ha estado ligado al narcotráfico ha sido la derecha. Tanto desde EEUU, como en numerosos países, como Bolivia, Argentina, Paraguay, Brasil, y especialmente Colombia. Pero ahora es la propia ONU la que en un informa da a conocer que un país aliadísimo de las potencias occidentales, se encuentra involucrado en negocios de narcotráfico y sustentando a bandas terroristas en suelo africano.

El informe oficial del Grupo de Expertos sobre la situación en Mali, creado por el Consejo de Seguridad de la ONU, denuncia la implicación de Marruecos en el narcotráfico en el Sahel y su falta de colaboración en la lucha contra el mismo.

«El estupefaciente que con mayor regularidad y estabilidad atraviesa Malí sigue siendo la resina de cannabis, o hachís, procedente de Marruecos, que a través de Mauritania y Malí llega al Níger y desde allí hasta Libia. Se ha mencionado, sin embargo, que algunos convoyes de hachís transportan también cocaína, ya que las rutas de suministro de ambos estupefacientes convergen en Malí y emprenden el mismo rumbo. El Grupo recibió de fuentes gubernamentales fundamentadas dos testimonios precisos en relación con la interceptación en Tabankort de 1 tonelada de cocaína, que viajó en un avión de transporte CASA CN-235 del ejército de Malí de Gao a Bamako durante el fin de semana del 11 y el 12 de mayo de 201998 y que supuestamente está bajo la custodia de los servicios de seguridad de Malí» (página 3 del informe).

El Panel afirma que la droga que se trafica en el Sahel proviene de Marruecos, tanto el cannabis (que se cultiva en el mismo Marruecos) así como la cocaína procedente de América Latina. Particularmente de Colombia, país controlado militarmente por EEUU a través del Plan Colombia.

El 29 de abril de 2020, el Tribunal Superior de Niamey condenó a las personas detenidas por su participación en el tráfico internacional de drogas. Se había transportado un cargamento de 10 toneladas de hachís desde Marruecos hasta el Níger en camiones frigoríficos, atravesando Mauritania, Malí y Burkina Faso. Unas 7 toneladas, se sacaron de un almacén en Niamey la noche del 12 al 13 de abril de 2018 y supuestamente tenía Libia como destino. Dos meses después de las detenciones (el 13-6-2018), las autoridades del Níger confiscaron 2,5 toneladas que estaban escondidas en el mismo almacén (párrafo 77).

Aunque Marruecos ofrezca su «colaboración» para luchar contra el narcotráfico… esa «colaboración» es manifiestamente insuficiente y solicita que haya colaboración real.

«La participación de grupos armados en la delincuencia organizada sigue avanzando, principalmente en torno a los convoyes de hachís, de los que resultan enfrentamientos mortales que podrían constituir violaciones del alto el fuego y amenazar la aplicación del Acuerdo, en virtud del cual las partes se han comprometido a luchar conjuntamente contra la delincuencia organizada. Para contribuir a frenar los desestabilizadores flujos de drogas, es necesario que las listas de sanciones se apliquen también a los proveedores. En términos generales, Marruecos se muestra muy receptivo con el Grupo, pero no ha proporcionado ni al Grupo ni a las autoridades del Níger la información identificativa disponible sobre las personas y entidades que suministran hachís a la red delictiva de Mohamed Ben Ahmed Mahri (MLi.007), también conocido como Rouggy» (párrafo 72).