Mie. 21. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Eco-Ambiente

DESASTRE AMBIENTAL EN FORMOSA

DESASTRE AMBIENTAL EN FORMOSA

FORMOSA-ARGENTINA  (PrensaMare)  Los vecinos de las localidades formoseñas de Las Lomitas, Pozo del Tigre y Fontana se impactaron al ver millones de peces muertos en el Bañado La Estrella (embalse hídrico que provee de agua al río Pilcomayo).

Las principales causas están en el cierre de las compuertas dispuestas por el gobierno provincial. Esa acción impidió el libre paso del agua hacia el embalse y disminuyó extremadamente el nivel de uno de los afluentes del río Salado provocando que los peces se quedaran sin oxígeno, atrapados y finalmente, muertos.

El titular del Sistema de Monitoreo Participativo y Alerta Temprana del río Pilcomayo, Luis María de la Cruz, sostuvo: “El sistema en esta zona no es lineal, es bastante complejo. Hay riachos que se interconectan. Si se corta el ingreso, muere todo. Mortandad habría, pero no en esa dimensión. Además, si se hubiera mantenido ese caudal mínimo, con la lluvia de las últimas horas se hubiera reducido mucho la mortandad”.

Pero ese cierre no habría sido la única causa: pese al haber aumentado de manera exponencial la mortandad, también se le agrega la sequía y la falta de agua en la región del Bañado la Estrella. Los “riachos” que nutren al Salado son los principales refugios naturales de estos peces.

La gran preocupación de los ciudadanos es la contaminación, el olor y el uso del agua. De La Cruz explicó: “En un ecosistema como el del bañado, al morir y descomponerse estos peces son las aves carroñeras quienes harán su trabajo comiéndolos y limpiando el ambiente. Sin embargo, estas aguas podrían afectar al ingerirla el ganado de la zona".

Este suceso hizo recordar loocurrido una década atrás cuando la sequía y la discontinuidad de las aguas del río Pilcomayo (del lado argentino), provocó una situación similar. Además, la sequía en la región del Gran Chaco (que también afecta a la Cuenca del Plata), es la más intensa de los últimos 20 años, según los especialistas. Ello genera otros problemas como incendios forestales y de pastizales, mortandad de ganado y pérdida de cultivos para pobladores de tres provincias del norte argentino.