Jue. 23. May 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

CHINA EN ALERTA ANTE DESAFÍO DE EEUU

CHINA EN ALERTA ANTE DESAFÍO DE EEUU

Nueva maniobra provocativa...

TOKIO-JAPÓN  (PrensaMare)  Las autoridades estadounidenses continúan produciendo tensiones en el mundo. En esta nueva oportunidad la situación se centra en Asia.

El 6 de mayo se conoció que los destructores Preble y Chung Hoon, de la Armada de Estados Unidos, pasaran a una distancia de 12 millas náuticas de los arrecifes Gaven y Johnson (del archipiélago en disputa). Por lo cual el Gobierno de Pekín hizo un llamado a Washington a detener esos “actos provocativos.

Ante la indiferencia de las autoridades de ese país, el Ejército Popular de Liberación de China decidió establecer el alerta máxima y “tomará todas las medidas necesarias para proteger la soberanía nacional” y “la estabilidad en el mar de la China Meridional”, como ha publicado en el portal de noticias de las Fuerzas Armadas del país asiático.

La Armada de China ha instado a los destructores estadounidenses abandonar la región. Para el gobierno chino, su país tiene la “soberanía indiscutible” sobre las islas Spratly (en el mar de la China Meridional). Dichas islas son reclamadas por Filipinas y Vietnam, y EEUU ha tomado parte injerencista pretendiendo respaldar a quienes se oponen a China..

Frente a este hecho desafiante, el comandante de la Séptima Flota de EEUU, Clay Doss, afirmó que se trató de un “paso inocente”, cuyo objetivo fue desafiar las excesivas reclamaciones marítimas y preservar el acceso a las vías navegables regidas por el derecho internacional”.

Lo que dicho militar califica de “inocente” navegación de navíos estadounidenses se produce (llamativamente) justo cuando las tensiones comerciales entre Washington y Pekín se encuentran en un pico. Mientras China apuesta a resolver el tema arancelario entre ambos países, Washington usa una “batería” de acciones, que van más allá de lo económico.

Lo cierto es que el paso de los buques de EEUU es un desconocimiento a la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. En este sentido, Pekín insiste en que los buques de guerra de otros países pidan permiso y notifiquen de antemano a las autoridades chinas sobre el tránsito por sus aguas territoriales.