Vie. 14. Dic 2018, Santa Fe - Argentina
África

SUDAN DEL SUR: HABRÁ PAZ?

SUDAN DEL SUR: HABRÁ PAZ?

Se firmó un nuevo acuerdo para pacificar el país...

FIRENZE-ITALIA  La guerra civil que las potencias occidentales crearon en Sudán, causó decenas de miles de muertos y millones de desplazados. Se transformó en una verdadera crisis humanitaria, que afectó a dicho país, y a la región.

Finalmente lograron su cometido, que fue partir al que era por entonces el país más grande del continente, dando nacimiento a Sudan del Sur. El anterior, con mayoría de religión islámica, y sumido en la pobreza, sin recursos naturales. El otro (y flamante), conteniendo las riquezas minerales, y petroleras, con mayoría cristiana. Porque por años antes se habían lanzado campañas religiosas según una planificación de Washington (de la que tomaron parte –a sabiendas o no-, diferentes religiones cuyas centrales se encuentran en EEUU…).

La partición territorial dejó situaciones sin resolver, y conflictos armados. Hasta que el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, firmaron un acuerdo de paz durante una cumbre regional africana en la capital etíope, Adís Abeba (en septiembre y octubre de 2018).

Los dos líderes firmaron el documento y se dieron la mano. Asistieron los presidentes de Uganda y Sudán, bajo la organización del primer ministro etíope, Abiy Ahmed.

«Los ojos del mundo nos están contemplando en estos momentos, en que los líderes de Sudán del Sur se comprometen con la reconciliación y una paz duradera», dijo Abiy al inicio del acto a puerta cerrada. «Hoy esperamos iniciar un nuevo capítulo y una nueva oportunidad para construir una paz duradera y estabilidad en la República de Sudán del Sur» dijo Festus Mogae, expresidente de Botsuana que dirige el organismo encargado de controlar el alto el fuego.

Sudán del Sur obtuvo su independencia de Sudán en 2011, y comenzó en su interior una guerra civil a finales de 2013, cuando el presidente Salva Kiir acusó a su vicepresidente Riek Machar de fomentar un golpe de Estado. El conflicto causó decenas de miles de muertos y millones de desplazados. Hasta este momento, ambos líderes habían firmado otros acuerdos de paz, que fueron violados con posterioridad.