Mar. 17. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

HABLÓ LA REPRESENTANTE WANDA NARA

HABLÓ LA REPRESENTANTE WANDA NARA

Poco y nada aclaró...

MILANO-ITALIA  (PrensaMareWanda Nara es cónyuge de Mauro Icardi y su representante. En los últimos tiempos ella alcanzó más protagonismo que el propio futbolista, que –al final- terminó marchándose cedido al París Saint Germain. Ahora, tras varios días en que se esperaba que ella hablara, al final lo hizo.

"Dijeron que lastimé a mi esposo, el padre de mis hijos. ¿La gente piensa cuando habla? ¿Cómo puedo no querer el bien de Mauro? Es el mío también", sostuvo defendiéndose la modelo, a la que se la sindica como la responsable de la ruptura del vestuario del Inter y que la dirigencia del club sacara del proyecto a Mauro Icardi.

El atacante, terminó cerrando su llegada a préstamo con una opción de compra (cercana a los 70 millones) al PSG, tras varios meses de trascendidos, negociaciones y disputas.

"Esto no es un divorcio. Mauro e Inter son como unos novios que se toman un tiempo para pensar y reflexionar", trató de explicar la representante Nara, intentando graficar su salida de Italia.

"Al PSG no se le podía decir que no, tienen todo para ganar. Son un club lleno de estrellas y Mauro ahora tendrá el honor de formar parte", explicó al cronista del Corriere della Sera.

Sus palabras son tomadas como su verdad, pero son muchos los que especulan con que ellas no son toda la verdad. Ella expuso que esta ruptura se produjo al no aceptar Icardi, ser parte de una transferencia (¿?).

"El Inter necesitaba venderlo, pero él era el capitán y no quería abandonar el club. Fue todo una estrategia para venderlo", explicó, agragando: "En enero pasado se negó a ser transferido a otro equipo. Él respondió: 'Soy el capitán y no dejaré este equipo'. Allí, las relaciones se rompieron".

Off the record habría sostenido que su representado se negó a irse a la Juventus a cambio de Gonzalo Higuaín más 50 millones de euros; aunque ella misma sostuvo: "No diré el nombre del equipo. Pero el jugador vino a Milán, pero no al Inter".

En la entrevista trató de exponer que no existió el conflicto que le creó a Icardi con el denominado Clan Slavo (Ivan Perisic, Marcelo Brozovic y Samir Handanovic). El último fue designado el capitán (en lugar del argentino). Al respecto sostuvo que "Todo ha sido inflado. Las relaciones siempre fueron cordiales. Nunca hablé mal ni lastimé. Siempre dije la verdad".

"No creo que me discriminen por ser mujer. Pero soy una figura que no existe: esposa y agente. Escuchar a una mujer hablar sobre fútbol es extraño. Pero las empresas siempre me han tratado con respeto e igualdad. No me gusta hablar de sexismo o racismo: los que hacen ciertas acusaciones tienen el problema", sentenció.