Jue. 02. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Mundo

SANZ Y UNA PELEA MILLONARIA

 SANZ Y UNA PELEA MILLONARIA

Una situación inesperada...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Otra vez el español Alejandro Sanz está en medio de un escándalo mediático. Esta vez no es por su denunciada evasión impositiva; tampoco por su (no reconocida) paternidad tardía; y ni siquiera por haber apoyado al golpismo estadounidense (contra Venezuela) en un festival musical en Cucuta…

Esta vez es porque debe enfrentar el divorcio de su cónyuge Raquel Perera (casados hace 7 años), y la separación comercial de Rosa Lagarrigue, que fue su representante durante 25 y con la que rompió en 2016.

Lo cierto es que Lagarrigue reclama al cantante 9 millones de euros por un supuesto incumplimiento de contrato. Ya se han debido encontrar en un juzgado nº 74 de primera instancia madrileño, acompañados por sus respectivos abogados.

“Demandar a Alejandro Sanz ha sido lo más triste de mi vida profesional”, dijo la representante en el 2017, tras iniciar la demanda.

“Yo empecé con Alejandro desde cero cuando era un chaval de Moratalaz y mira dónde llegó. Pero para mí es complicado hablar porque hay problemas muy serios de por medio. Y tampoco tengo una explicación. La ruptura fue completamente unilateral y con contrato vigente, es decir, que ni fue hablada ni consensuada. Lo que es muy doloroso, claro”, agregó Lagarrigue.

 “Le he tenido que demandar, claro. Sé que mucha gente piensa que él me ha demandado a mí, pero no. Le he demandado yo y eso es lo más triste que he hecho en toda mi vida profesional. Es tremendo, porque yo solo tengo recuerdos magníficos con Alejandro. Y es un artistazo. Pero hoy la situación es otra. Y es muy triste, es lamentable, a mí me mata”, agregó, buscando no hablar más del tema.

Extraoficialmente, Sanz habría ofrecido una importante cantidad de dinero a quien ha sido su representante, pero ella no ha aceptado. Deallí el juicio, que tendría fallo en otoño.

La ruptura se produjo en mayo de 2016. Fue cuando Lagarrigue recibió un escrito del administrador de Alejandro Sanz en el que se le comunicaba que rompía el contrato con RLM (nombre de la empresa). Un hecho inesperado, pues –tras muchos años juntos-, en el 2014 se había renovado hasta 2019. Ella –dice-, jamás supó el porque de dicha decisión del cantante.

Si bien se…: comenta que ella fue dejada por el cantante Miguel Bosé, ello no se produjo de manera conflictiva. Ambos eran amigos y terminaron el contrato que los unía, sin conflicto alguno. Algo que es común en el ámbito artístico.