Sab. 19. Ene 2019, Santa Fe - Argentina
Deportes

“DISFRUTÓ” DE JUGAR EN JAPÓN

“DISFRUTÓ” DE JUGAR EN JAPÓN

Y quiere irse nuevamente al exterior...

MAR DEL PLATA-ARGENTINA  El portero Diego Rodríguez parecía que se convertiría en ‘un referente’ del arco argentino. Inclusive contaba con el irrestricto apoyo de la prensa porteña. Pero El Ruso, como lo llaman, no alcanzó a consolidarse como muchos esperaban.

Atajó en Independiente y en Rosario Central. Pero terminó ‘desapareciendo’, y al final se sumó al fútbol japonés. Nacido en Mar del Plata, prefirió alejarse de las presiones locales y fichó para el JEF United (de la J2 League japonesa)

Compitió en la categoría de ascenso, donde –dice- reencontró las ganas de jugar. Hasta afirma haber mejorado en su relación con su pareja, la conductora y periodista Daniela Katz, con la que –tras retornar al país- se casaron el 22 de diciembre. Mientras espera y analiza adonde continuará atajando; aunque tiene decidido no hacerlo en Argentina.

Afirma que “los japoneses son muy pasionales con el fútbol”, aunque sin la violencia que le ponen los argentinos. Considera que en Japón priorizan “lo humano y las personas”.

Llegó a Japón a través del entrenador argentino Juan Esnaider, que lo dirigió y realizaron un buen primer semestre. Luego hubo un “chispazo” con el DT, que lo marginó del equipo.

Se trata de un fútbol con jugadores muy rápidos, muy técnicos y muy fuertes. Muy obedientes tácticamente. Aunque son ingenuos. Les gusta atacar y ser protagonistas.

Rodríguez quiere irse nuevamente, pero el pase es de Central, al que debe retornar. Compartió plantilla con su compatriota Joaquín Larrivey, y en la mayoría de los equipos (de Primera y de Segunda) contaban con dos brasileños en sus planteles. Se había sumado a la Liga, Lukas Podolski, Andrés Iniesta y el Niño Fernando Torres.

El proyecto es copiar en parte lo que hizo la Superliga de China, y tratan de aportarlke un gran trabajo de marketing.