Mar. 26. Mar 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

EL NUEVO GABINETE DE SUIZA

EL NUEVO GABINETE DE SUIZA

Los avances de las mujeres...

GINEBRA-SUIZA  Tres mujeres integran el gobierno suizo, compuesto por solo siete miembros. Por primera vez en la historia de la Confederación Helvética una mujer quedó al frente del ministerio de Defensa (en el país, el voto femenino se aprobó recién en 1971).
Se trata de Viola Amherd (foto; del Partido Demócrata-Cristiano, Pdc) electa en diciembre pasado por el parlamento junto a Karin Keller-Sutter (del Partido liberal-radical, Plr) como jefa del ministerio de Justicia y Policía.
Ambas fueron electas tras las partidas de Doris Leuthard (Pdc) y Johann Schneider-Ammann (Plr). La tercera mujer del ejecutivo suizo es la socialista Simonetta Sommaruga (en el cargo desde el 2010), que completa el nuevo equipo de gobierno junto a sus colegas hombres Alain Berset (socialista), Ignazio Cassis (Plr), Ueli Maurer y Guy Parmelin (ambos del partido de derecha de la Unión democrática de centro, Udc).
Viola Amherd y Karin Keller-Sutter son respectivamente la octava y la novena mujer en la historia en acceder al consejo federal (gobierno). La primera fue Elisabeth Kopp (electa en 1984 y que permaneció en el cargo hasta 1989).
En 2010 por primera y única vez el consejo federal estuvo conformado por cuatro mujeres (teniendo mayoría en el gabinete).
Siempre se ha puesto a Suiza como un “ejemplo para el mundo”, sin embargo, la lucha por los derechos femeninos se demoró en alcanzar éxitos. Hasta 1971, las mujeres no solo no podían votar, sino tampoco podían trabajar fuera de sus casas sin el permiso de sus cónyuges. Inclusive las mujeres jóvenes podían ser detenidas por "conducta inmoral" (¿?). El padre de familia gozaba además de plenos poderes reconocidos por ley.
Inclusive el voto femenino, en virtud del sistema de democracia directa que rige en el país, tuvo que ser aprobado en un referéndum en el que solo pudieron votar... los hombres. Este logró siguó al anterior fracaso en una consulta similar en 1959 (el 67% de los suizos se pronunció en contra).

Pero dentro del país, las mujeres del cantón Appenzell-Ródano Interior no pudieron ejercer el sufragio hasta 1991. Para lograr ese derecho fue necesario que intervinieran las autoridades y el Tribunal Supremo.