Jue. 14. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

PERPETUA PARA DOS REPRESORES

PERPETUA PARA DOS REPRESORES

En el caso de la que se consideró como la última desaparecida por la dictadura...

SAN MARTÍN-ARGENTINA  El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5 de San Martín (provincia de Buenos Aires) condenó a prisión perpetua a Jorge Norberto Apa y Raúl Muñoz.

Es por la muerte de la militante del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) Ana María Martínez, que fuera secuestrada y asesinada en febrero de 1982.

Los dos militares cometieron privación ilegítima de la libertad y homicidio, un caso juzgado como de lesa humanidad.

Apa se desempeñó como jefe del Destacamento 201 de Inteligencia; Muñoz estuvo a cargo del Grupo 1 del Estado Mayor (ambas con asiento en Campo de Mayo).

La víctima era militante política y delegada sindical, y el operativo represivo estuvo a cargo del Ejército y la Policía bonaerense. Se la considera la última desparecida durante la dictadura (1976- 1983), víctima del terrorismo de Estado. Trabajaba en la fábrica de autopartes DEA (partido de Vicente López). Tenía 31 años, y embarazada de 3 meses.

El secuestro fue realizado en la localidad de Villa de Mayo, por la noche, cuando salió de su casa para hacer una compra. Subida a un auto Ford Falcón, se le perdió el rastro, y el 11 de febrero su cuerpo acribillado a balazos fue encontrado semienterrado, en una zanja en Punta Querandí, cerca del Delta de Tigre (zona que durante la dictadura estaba bajo jurisdicción del Comando de Institutos Militares).

En la búsqueda de justicia, se creó la Comisión de Familiares, Amigos y Compañeros de Ana María. Para averiguar en el interior del PST, la Dirección de Inteligencia de la Policía Bonaerense (DIPPBA), hanía infiltrado a Juan Carlos Peters (espía policial ya fallecido). Él fue quien aportó los datos para secuestrarla.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) aportó al juicio el legajo 17949 de la Mesa DS (Delincuentes Subversivos) del archivo de la DIPPBA, que llevaba por título: “Trabajo de Infiltración en PST” (allí se informa sobre el seguimiento de Ana María y otros militantes de ese partido desde 1981).

También estaba imputado Héctor Luis Ríos Ereñú (Jefe del Departamento de Operaciones G3 del comando de Institutos Militares), pero falleció en junio del año pasado.