Dom. 18. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

CRISTIANO: ACCORDO SEGRETO 1…?

CRISTIANO: ACCORDO SEGRETO 1…?

Primera parte de una entrega de 3 capítulos...

MILANO-ITALIA  (Especial para PrensaMare)  Los meses de septiembre y octubre de 2018 ha sacado a la luz un delicado tema, que involucra al futbolista portugués Cristiano Ronaldo en un presunto delito de estupro. La víctima habría sido Kathryn Mayorga, y las partes tras negociar secretamente durante un tiempo habrían arribado a un acuerdo (también secreto) en el 2010, donde se pactó un silencio a cambio de 375.000 dólares.

El acuerdo habría quedado registrado en los Tribunales, como “CASE NAME: Ms. P.v. Mr. D. ; CASE N°: Pre-litigation (LVMPD N| 090613-1815), Clark County, Nevada; DATE: Jannuary 12, 2010”.

En ciertas partes del acuerdo se estableció (textualmente): “dispute for the total sum of TREE HUNDRED SEVENTY-FIVE THOUSAND AND NO/100 DOLLARS ($375,000,00) (U.S.) as a result of mediatión”; “1. Ms. P sball be solely responsable for any and all liens”; “te parties and tounsel agree to (a) confidentiality as to the terms of the settlement”; “Ms. P sball dropa ll criminal charges against Mr. D; but the parties recognize that Ms. P does not have any control over the police’s actions”…

Un acuerdo que mantuvo desconocimiento público (y mediático) por 8 años. Habría sido firmado por Cristiano Ronaldo y Kathryn Mayorga. Esta última era la mujer que lo acusaba de violación al futbolista; un hecho que habría ocurrido en la habitación del Palms Hotel (de Las Vegas, EEUU), el 13 de junio de 2009.

Quien habría accedido al texto (de lo firmado) en forma exclusiva, habría sido el medio alemán Der Spiegel, que se caracteriza por investigaciones en Europa, y que ha sacado a la luz innumerables casos que los protagonistas buscaban mantener en silencio.

Del texto de lo firmado de común acuerdo por las partes, Mayorga se comprometía a mantener silencio sobre el suceso, accediendo a poner fin a la acción penal y civil contra Cristiano. En el escrito (Artículo 6) se deja expresamente establecido que la mujer no tiene ningún poder sobre la policía (estadounidense); un hecho que –además- dejó evidenciado que desde dicha institución nada le importó, pues no se siguió adelante (más allá del acuerdo entre las partes) una investigación del hecho ni contra la acción que habría cometido Cristiano.

Lo llamativo es que en el contrato no se especificaba que el acusado debía mantener silencio sobre el suceso que habría cometido. Por lo que se daba por descontado (y reconocido) que Cristiano mantendría el silencio de su parte.

Dentro del acuerdo general (aunque no apareció en el etxto conocido) Cristiano se ofreció a un test, para garantizarle a Mayorga (que en ese momento tenía 25 años) tranquilidad en cuanto a la no existencia de riesgo de HIV de su parte.

El hecho habría ocurrido en la Suite 57306 del Palms Place Hotel, de Las Vegas. Para defender la posición del futbolista habrían tomado parte el abogado portugués Carlos Osorio de Castro, el Estudio Schillings (de Londres, especializados en gestiones de crisi), el Lavely & Singer (de Los Angeles, que cuenta entre sus clientes con Jennifer Aniston, y Cameron Diaz), y Richard Wright (abogado de Las Vegas, que percibía al momento del suceso, 475 dólares la hora...).

Sobre este hecho, en su momento, el acusado había dicho que fue sexo consentido. Con lo cual dio por cierto que la relación existió. Sobre este hecho, a inicios de octubre de 2018 el abogado estadounidense Leslie Mark Stovall ha hecho una denuncia en tribunales de Nevada.

Algunos medios especulan con que una demanda civil de Mayorga tendría éxito y significaría un golpe económico y financiero para las finanzas del futbolista, que detrás de su imagen ha creado un emporio de negocios. Tanto es así que es el deportista que más recauda anualmente, con ingresos por 108 millones de dólares.