Mie. 24. Oct 2018, Santa Fe - Argentina
Deportes

RACING - BOCA: ESCÁNDALO

RACING - BOCA: ESCÁNDALO

Lamentable actuación arbitral en Avellaneda...

AVELLANEDA-ARGENTINA  Racing y Boca Juniors terminaron 2-2. Sin embargo, no ha sido el partido en sí el que merezca comentario, sino la actuación arbitral. El responsable se llamó: Darío Herrera.

Partido muy disputado, con el local que se puso arriba dos goles; protestas; llegó el descuento y el empate. Y más protestas. Motivos sobraron.

Primer gol de Racing con off-side. Luego, jugada en el fondo de la defensa boquense con la pelota que sale casi un metro y ni el juez ni el línea se dan cuenta, y casi termina en gol local. Ataque boquense y Pavón que comienza a sacar ventaja a su marcador, le envían la pelota, y por más de quince metros, el defensor racinguista (Saravia) fue tomando de la camiseta y el brazo izquierdo a Pavón, haciéndolo caer -al final- dentro del área. Ni el juez ni el otro línea se percataron. Final de la etapa con jugadores de Boca y el DT Guillermo Barros Schelotto reclamándole al árbitro.

Tras gritos, se lo ve y escucha claramente a Germán Delfino (cuarto árbitro) diciéndole a Pavón: "Vos no entrés Vos no entrés". Advirtiéndole al delantero boquense en forma amenazadora que no volviera a jugar para el segundo tiempo... Una etapa donde el juez Herrera mostró una permanente reiteración de corte del juego cuando avanzaba Boca.

Reinicio del complemento y aumenta Racing. López (R) estaba con un pie adelantado... Nuevas protestas, pero nadie de la terna arbitra se da por aludido. Con Racing ganando de esa forma, el DT local, Eduardo Coudet apuesta a "calentar" aún más el partido y hace ingresar a Ricardo Centurión. El hábil jugador desde la primera pelota que toca, intenta firuletes y amagues que fueron tomados como una burla por los boquenses, que no dudaron en hacérselo entender. Centurión -más allá de su buen  juego- buscó provocar, y así fue entendido por todos. Desde el banco de suplentes, Nandez (BJ) le grita "vendehumo", y el juez se acerca y lo amonesta.

Para los racinguista era un festejo; para los boquenses, un desafío. Y así Boca fue creciendo en el tramo final del partido. Es expulsado el local Zaracho (R). Se agregan los airados y tribuneros reclamos (ya conocidos por todos) de Coudet, que también es expulsado. Quien no duda en acusar al árbitro, haciendo con una mano el dibujo (sobre su pecho) de la banda amarilla de la camiseta boquense.

Descuento y luego, empate boquense. Final para un partido donde de ambos lados se le fueron encima a Herrera, a protestas. Un partido que podría haber sido interesante (por lo disputado) desde lo futbolístico y terminó teniendo como mejor síntesis la canción de Raphael: Escándalo.