Vie. 19. Jul 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

KAVANAUGH EN EL GRAN TRIBUNAL DE EEUU

KAVANAUGH EN EL GRAN TRIBUNAL DE EEUU

Una clarísima victoria de la política presidencial trumponiana...

LOS ANGELES-EEUU  Finalmente ha sido confirmado Brett Kavanaugh, como integrante del Tribunal Supremo de EEUU.

Se trata de un personaje propuesto por el presidente Donald Trump, acusado de abusos sexuales. Su llega es la peor muestra del avance del conservadurismo (ultraderecha) de la máxima corte del país. Un cuerpo formado ahora por cinco magistrados elegidos por presidentes republicanos y cuatro por demócratas.

Kavanaugh nació en Washington y llega al Supremo para sustituir al jubilado Anthony Kennedy. Este era un magistrado conservador, pero que se destacó a lo largo de su trayectoria por ser un “voto indefinido” (“swing vote”). Llegando a transformarse en varias oportunidades en clave para casos de la alta instancia.

Esta llegada hace pensar en muchos que ante su claro encolumnamiento ideológico y político, constituya el desembarco partidista en la Corte. Lo cual hace poner el grito en el cielo a muchos sectores liberales.

Lo vergonzante es que este abogado se hizo conocido popularmente no por su postura ultraconservadora, o sus actuaciones jurídicas, sino por las acusaciones de la profesora de Psicología Christine Blasey Ford. Ella acudió a la Cámara Alta para explicar los abusos sexuales del juez (supuestamente ocurridos en 1982). Posiblemente si el poder estadounidense hubiera estado ante un caso similar, con un magistrado con semejantes acusaciones en países como Nicaragua, Venezuela, Irán, o Bolivia, se hubiera dado al caso un tratamiento escandaloso a nivel diplomático y mediático.

Lo cierto ha sido que al momento de defender su postulación presidencial, Kavanaugh no dudó en mostrar todo su carácter agresivo y desafiante contra los demócratas. Inclusive podría llegar a sospecharse que es una persona a la que le falta el equilibrio, y se deja dominar por un temperamento extremo, que serían suficientes como para dudar de su capacidad para formar parte de la corte más importante del país.

De manera clara, se presume que los derechos de los inmigrantes, de las mujeres, los derechos civiles y la igualdad de género van a estar en duda ante este juez que es un representante cabal de los pensamientos e intereses de la extrema derecha estadounidense.

Para quienes conocen de manejos intyernos en dicho cuerpo, va a resultar todo un peligro para la sociedad que Kavanaugh sea el voto decisivo en los casos que lleguen a la corte. Cómo piensan que puede actuar este integrante del Tribunal ante el deber de determinar si este presidente está por encima de la ley…?

A la hora de analizarse durante el proceso de confirmación, su punto de vista sobre el poder presidencial, las dudas quedaron sembradas. Inclusive desde algunos medios estadounidenses especularon con que uno de los temas en los que deberá intervenir a poco de asumir, sería el de los límites del poder presidencial.

Kavanaugh es una persona que no ha ocultado estar próximo a los círculos de poder de Washington. Un hombre de confianza para las más altas esferas de los republicanos. No solo ahora, sino desde épocas del presidente George W. Bush (2001-2009) entre el 2001 y el 2006.

Puede sentirse satisfecho Trump. Tiene a su propio representante en el cuerpo; lo propuso; lo impuso; y –de seguro- como todo multimillonario ligado al poder, sabrá sacarle suprovecho.