Mie. 02. Dic 2020, Santa Fe - Argentina
Notas

SE DESARMÓ LA MENTIRA DE NUEVA ZELANDA…?

SE DESARMÓ LA MENTIRA DE NUEVA ZELANDA…?

SYDNEY-AUSTRALIA  (especial para PrensaMare)  Hasta ahora se conocía que Nueva Zelanda era mostrada como ‘el ejemplo’ a reconocer e imitar en el mundo, frente al coronavirus.

Pero inesperadamente el mundo tomó cuenta que un país acaba de despedir a su Ministro de Salud por la Covid-19. Se trata del funcionario de… Nueva Zelanda (¿?).

El doctor David Clark (foto), llegado al cargo en 2017, debió renunciar después de semanas de críticas mediáticas que levantaron una ola de indignación nacional.

Ahora se conoce que existieron 3 causales para su despido. En abril (en el segundo mes de la dura cuarentena decidida por el gobierno de Jacinda Ardern), él fue descubierto durante un paseo en bicicleta por la montaña…

Poco después, la policía lo detuvo a 23 kilómetros de su casa, mientras viajaba en auto hacia una playa junto a su familia. Lo que lo puso en tapa de todos los medios del país.

Él inmediatamente reconoció de manera pública su error y hasta se calificó de “idiota”. Muchos pidieron su despido, pero la primera ministra consideró que debía respaldarlo y lo mantuvo en el cargo.

Pasaron los días y Ardern salió ante la prensa mundial anunciando que Nueva Zelanda estaba libre de la enfermedad y volvería a la normalidad. Fue así que el mundo lo halagó y expuso como ejemplo.

Pero dos mujeres que viajaron desde Gran Bretaña para asistir a un velorio salieron del aeropuerto sin respetar el protocolo fijado y produjeron una serie de contagios en el sur de la isla. Ante ello, la premier sacó al Ejército a controlar las fronteras (es una isla). Mientras que el ministro Clark, salió a responsabilizar del hecho al Director de Salud Ashley Bloomfield (quien había asumido su falla).

Pero el caso es que ante sucesos así, el responsable es quien se encuentra en el cargo más alto. O sea: Clark. Y en consecuencia, los medios salieron a reclamar que se hiciera responsable.

Fue allí que la presión mediática hizo que la premier le pidiera la renuncia. Ella declaró: “Es esencial que el pueblo de Nueva Zelanda confíe en nuestros líderes sanitarios”.

Ahora, cuando se busca más información sobre ese ‘parasio’ que habría sido Nueva Zelanda, el mundo se entera que en total se reportaron 1.530 casos de coronavirus (2 de ellos activos), y 22 muertes. Cuando comenzó la pandemia, el país dispuso una rápida y temprana cuarentena y el cierre de fronteras.