Jue. 22. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

ESPAÑA: OTRO FIASCO DE LA CLASE DIRIGENCIAL (por Alicia Palenco)

ESPAÑA: OTRO FIASCO DE LA CLASE DIRIGENCIAL (por Alicia Palenco)

BARCELONA-ESPAÑA  (por Alicia Palenco, para PrensaMare)  El gobierno de Pedro Sánchez subirá los impuestos a 121.000 ‘ricos’ para recaudar apenas… 520 millones de euros.

Lo hará a través de una reforma fiscal que incluye subir el IRPF a las clases altas. El político ha afirmado pomposamente que subirá los impuestos "a los que más tienen: grandes empresas y patrimonios".

Sin embargo, se trata una manifestación mediática y de maquillaje, más que efectiva.

El gobierno aumentará la imposición a las grandes empresas e incrementará la progresividad del IRPF, es decir, que tributen más las rentas altas. Lo hará con apoyo del PSOE y Unidas Podemos.

Porqué decimos que se trata de un nuevo fiasco político? Porque será una recaudación pobre y escasa. No debe olvidarse que España afronta una pérdida de recaudación pública de unos… 46.000 millones de euros (cerca de un 4% de PIB) en 2020 a causa del coronavirus y sus consecuensicas económicas (datos aportados por la misma Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AIReF).

Es así que Sanchez y sus socios pretende “achicar” semejante ‘rojo’ con una recuadación que (como máximo) llegaría a los 520 millones de euros. Realmente una gota de agua en medio del desierto…

Subir el IRPF en las clases altas, en 2 puntos para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y de 4 puntos para las que excendan de 300.000 euros. Los ‘afectados’ por esta medida sería unas 121.550 personas.

De esta forma, Sánchez desinfló la ilusión e imaginación de muchos ciudadanos (inclusive algunos de Unidas Podemos) para que las grandes fortunas hicieran un importante aporte al fisco español.

Desde el gobierno apenas se habla de un ‘Impuesto de Sociedades’; otro maquillaje pues también sería de escaso impacto -según los fiscalistas-, porque los grandes conglomerados presentes en España ya pagarían por encima de este tipo fiscal.

Debiéndose recordar que las tasas Google, Facebook y Amazon, ya se han transformado en un problema para los exportadores españoles, pues EEUU “respondió” incrementando las tasas para el ingreso de productos españoles. Por lo que lo que va a recaudar España en más, lo terminarán perdiendo los exportadores (cediendo mercado de sus productos entre los consumidores de EEUU).

Mientras tanto, el sindicato Gestha ha indicado que la tasa de impunidad de los defraudadores fiscales es del 80% (¡). De allí que dicho sector sostiene –coherentemente- que la lucha debe establecerse sobre las grandes fortunas y multinacionales y contra el fraude, que le permitiría al Estado recaudar más de 30.000 millones de euros adicionales al año.

Pero todos saben que ni Sánchez, ni sus socios –mucho menos la derecha- se animarán a ello. Mientras tanto lanzan fuegos de artificio y maquillajes…